Almer Soto Oct 3, 2018 - 5:12:06 pm

Más allá de los 5 sentidos… una Experiencia Única

Tacto, Vista, Gusto, Olfato y sobre todo Oído, los cinco sentidos manifestándose en una experiencia  única, conectando a cada individuo tanto al mundo exterior como al interior a través de un día mágico, liberando todas aquellas emociones, transformándolas en expresiones sin límite alguno.

Bajo un cielo nublado, con una espléndida vista  - hablando de sentidos - que abarcaba el majestuoso jardín sensorial, con adornos y elementos muy coloridos, al igual que los atuendos de los asistentes al festival, sin miedo alguno de mostrase, sin temor, sin tapujos, sin ataduras, sin estar obligados a nada, libres al fin, en una ciudad necesitada por este tipo de eventos.

¿La lluvia arruinaría tal momento? ¡Qué va! Como si fuera espantada por los propios chamanes, dejando a la puerta una esplendorosa tarde, acompañada con artistas de primer nivel desde las primeras presentaciones,de la talla de Vanessa Zamora y Marian Ruzzi, mismas que abrieron la escena musical en punto de las 15:00 horas, claro no sin antes el ritual de bienvenida por parte de Única Records.

“Tempo”, “Soles” y “Alma” los tres escenarios que hicieron vibrar y erizar la piel de cada uno de los presentes, que al ritmo de los sonidos bailaban sin parar, otros por su parte acostados sobre el pasto disfrutaban de las letras de la tijuanense Vanessa Zamora quien posteriormente invitó a la propia chihuahuense Ruzzi  –no solamente talentosa en voz, también versátil con los instrumentos – a interpretar algunas melodías en un ambiente apacible.

Te puede interesar: Ruzzi; única

Posteriormente, Zamora regresó la cortesía a Ruzzi a través de un acústico impecable, dejando la mesa puesta para una de las propuestas que más encendió al propio escenario Soles, ante la llegada de Midnight Generation, dueto conformado por David González y Fernando Mares (Fernando en la guitarra/voz, David en la batería/voz), ambos con atuendos deportivos utilizando el viejo logo de adidas  de los 70´s, añadiendo una banda en la cabeza.

A partir de la primera pieza a las 17:25 horas, con claras referencias de una leyenda musical  como “Daft Punk”, Midnight Generation rápidamente atrajo todas las miradas con una finísima propuesta de funk, conectando todos los sentidos de los cientos de jóvenes, al grado de hacerlos brincar tras cada sinfonía.

Mientras tanto, en Tempo, con alberca incluida, la fiesta se disfrutaba con demasiada frescura, al estilo “house”, mostrando en escena a  Rangel, seguido por Gitano, Leon Elyon, Celist, Le Tourist quien dió un toque sensacional al festival, resaltando también Mark and Markus, padre e hijo juntos en escena.

A su vez los presentes disfrutaban de las zonas sensoriales, adornadas por los grandes instrumentos mágicos, los famosos “atrapasueños”, así como una bella área de descanso, y hasta exposiciones de arte de La Nave, poniendo en prueba los cinco sentidos con distintas experiencias a través del camino, en donde se podían encontrar diversos dulces sobre el propio jardín y hasta frutas para estimular el gusto, el tacto abrazando árboles o pasando a través de tiras de colores, el olfato mediante la dinámica de Helpo, esos seres de blanco que se observan al final meditando y con una vibra muy positiva, la vista con colores brillantes que destacan más al llegar la noche, en cuanto al oído la expresión musical fue un auténtico deleite.


Trasladándonos al escenario Alma, rodeado por hilos de colores que al caer la noche simulaban rayos láser, fue donde el público disfrutó del deep house con una gran vibra. The Soul Brothers, Josta, Pauza desde Cuba, y una de las DJs más esperadas Lis Sarroca cerró con broche de oro la presentación en dicha zona.

Pero no todo fue música, también hubo pintura, equilibristas, baile exótico, el hula hula por su puesto no faltó, hasta corte de cabello y barba, aunado al Meraki Mercadito, claro incluyendo también la zona de alimentos.

Con la puesta del sol, los ánimos no decayeron, todo lo contrario, la energía se elevaba más y más con el paso de los virtuosos artistas, como el estadounidense Le Youth y el dueto mexicano tan esperado Tom & Collins, quienes como headliners presentaron un espectáculo sin igual, colocando en lo alto la música electrónica mexicana.

Una de las piezas más aclamadas bajo el mar de personas sobre el único escenario vigente fue Give me one reason,  cerrando el festival colorido con un sonido sin igual, demostrando la razón por la cual el dúo fue un boom en la pasada edición Tomorrowland.

Ya con los cuerpos al límite, los asistentes aclamaron a Tom & Collins, en lo que sin duda fue uno de los mejores festivales del año en la capital.

Finalmente lo prometido se suscitó… fue una Experiencia Única.

Siguiente Más