Ileana Caschi Nov 21, 2017 - 4:32:05 am

Crónica de una televisión mal anunciada

El Buen Fin del 2017 siempre será recordado por "las televisiones de Soriana", una historia que se va hasta los noticieros nacionales para contarle a todos cómo reaccionan los chihuahuenses ante un error ortográfico, algo que nos puede pasar a todos.

Más que nada me gustaría hacer una reflexión sobre el hecho: clientes que podrían ser personas cuerdas ven un precio que está mal escrito, porque evidentemente una televisión no cuesta 10 pesos, y se aprovechan de ello para aferrarse a ellas y llevárselas.

Yo creo que a todos les ha pasado que al momento de fijarse en un precio, puede que esté cambiado y de primer instancia sea mayor que lo que realmente debe costar (lo que sea que quieran comprar). Nadie va a la caja pensando "está más caro, ni modo, voy a pagar más". Lo que hacemos es que vamos con algún empleado de la tienda y le comentamos que el precio está cambiado. Bueno pues eso es lo que debió pasar con las teles de Soriana. Personalmente, lo que hubiera hecho es reírme y luego comentarle a alguien de la tienda que parece que el precio dice otra cosa.

¿Por qué? Porque en el poco o mucho sentido común que tengo, una televisión jamás costará eso. Y por más que sea el Buen Fin y haya ofertas, evidentemente ese precio no representa una ventaja para la tienda. Cuando algo cuesta muy por debajo de lo que realmente debe costar, hasta me da desconfianza y pienso que está en mal estado.

Pero no solamente es eso. No estoy segura de la capacidad adquisitiva que tengan las personas que se pelearon, pero sí mostraron una desesperación ante una oportunidad que tal vez creían nunca se les iba a presentar. Tener un producto por tan poco dinero representa algo tan tentador que no lo tienes que necesitar para desearlo, así es como funciona la mente de las personas.

¿Qué va a hacer una persona con 5 o 10 televisiones iguales? Las va a vender, y por la misma razón que las consiguió a un precio muy bajo, de igual forma las va a vender a un precio bajo porque aún así le representa un ganancia. Como dicho individuo(a) no conoce el verdadero valor de la televisión, puesto que no lo pagó, la revenderá a un precio que sigue siendo una pérdida para él. Así es como funciona una mala planeación de compra y venta, y el resultado es que todos pierden.

Podemos concluir que siempre nos quejamos de quienes se aprovechan del pueblo, de las personas "con poder" que son corruptas y se roban dinero. Bueno, pues ya está comprobado que nosotros, en la mínima oportunidad que se presenta, hacemos lo mismo.

Y el aprendizaje que éste evento nos deja no es precisamente sobre la ortografía y el cuidado al escribir (que siempre ha sido importante), lo que de verdad debemos aprender es que en el más mínimo error, alguien se aprovechará. Triste, pero cierto.


Me encuentras en twitter como @IleanaCaschi

Siguiente Más