Rubén Dk. Mar 5, 2018 - 6:42:24 pm

El Control del Geek - Mulaka

Los videojuegos de categoría Indie, como en la música, son títulos desarrollados de manera independiente, por estudios que no tienen producciones millonarias pero que si tienen mucho corazón para hacer lo que más les gusta. Este es el caso de los chicos de Lienzo, un estudio desarrollador de videojuegos el cual está detrás de Hunter’s Legacy (2016), y el tan esperado Mulaka, que ya está disponible en Steam, Nintendo Switch, PS4 y Xbox one. 

Hoy estrenaremos sección y qué mejor que este gran título. 

Bienvenidos a El Control del Geek: Mulaka. 

8fpf1g9v1r.jpg

Los Rarámuris son bien conocidos por ser grandes corredores así como su gran habilidad para superar cualquier tarea de resistencia física, es por eso que este juego rescata esos 2 grandes atributos dándole una stamina ilimitada al personaje principal, la cual le permite afrontar todas las aventuras que el juego te presenta. La magia para adquirir habilidades sobrehumanas, es algo que también hay que mencionar. 

Disfrute mucho las narraciones de cada uno de los semidioses que, convencidos de unirse a tu causa, te otorgan transformaciones para que nada te pueda detener. Pero sin duda la habilidad que más disfrute del juego, fue la visión Sukurúame, virtud con la cual puedes ser como Leono, y ver más allá de lo evidente para apreciar un segundo plano tipo “astral”, donde las amenazas tampoco descansan.

meqxvA999y.jpg

Mecánicamente, el juego es bastante entretenido y simple. Los controles son fáciles de aprender y de dominar, a pesar de ir adquiriendo habilidades y funciones nuevas, a lo largo de 8 niveles que puedes terminar en un rango de 6 a 8 horas de juego. Aunque yo no soy fan del Backtracking, me ha parecido bastante divertido regresar a niveles anteriores para descubrir secretos y encontrar a todos los fantasmas que se quedaron en este mundo, así que si deseas terminar el juego al 100% es bastante, considera Mulaka como un reto tentador. 

En cuanto dificultad, existen algunos jefes de nivel que son algo complicados, pero nada que algo de paciencia, pociones del alma y lanzas voladoras no puedan vencer. Tengo que admitir que el segundo boss, me ocasionó un par de game over’s, antes de entender bien su patrón de ataque. 

xb5d1vqkio.jpg

Pero ahora sí, pasemos a lo más bonito y bello de este gran videojuego, su arte. Los gráficos no son de calidad millonaria, sin embargo solamente necesitas talento, corazón y un gran equipo de dibujantes, para poder convertir una historia en todo un placer visual. Los colores y trazos me parecieron bastante atractivos y el arte conceptual es toda una chulada. La narración me llenó de emoción con cada final de nivel y me dejó boquiabierto al final del juego. El giro que tiene la historia es confuso, intenso, triste pero sobre todo realista. No digo más porque #SpoilerFree.

7y0zn6CCza.jpg


Personalmente disfruté sudar el control y divertirme con este gran título, pues todos los niveles están llenos de un espíritu aventurero que en la vida real no tengo, así que fue muy entretenido, invertir mi tiempo jugando Mulaka

Como tarea personal, me encargué de preguntarle a algunos de los grandes artistas detrás de este juego, ¿De niño soñaste con hacer o desarrollar videojuegos?

A continuación, les presento un poco de las respuestas.

“Claro! jaja yo creo que por la mente de todos los jugadores pasa en algún momento el pensamiento. ¿Qué habrá del otro lado de la mesa? Para mi definitivamente llegó y fue una espina que nunca se fue.”
- Guillermo Vizcaíno
“Obvio. Toda mi vida”
- Adolfo Aguirre
“Dibujo desde los 6 años y siempre he creado cosas… Pero no fue hasta los 11 años que descubrí mi interés por participar en la creación de videojuegos… Vi a los personajes en grande como eran y me emociono un chorro y dije, yo quiero hacer esto, dibujar para videojuegos”
-Adriano Hernández
“OBVEO, cabrón, es un sueño que nunca creí posible, de hecho”
-Edgar Serrano

Creo que la mayoría de las personas que están leyendo esto (si no es que todos), jugamos videojuegos de niños o de jóvenes. Algunos cuantos soñábamos con ser jugadores profesionales o parte del staff de algún equipo competitivo. Sin embargo había algunos cuantos que permitieron a su imaginación, ir más allá. Algunos que decidieron despegar los pies del suelo no sólo para soñar, si no para pisar, cada vez más alto.

Felicidades Lienzo, son un orgullo para Chihuahua.

Siguiente Más