MetricaSC Feb 27, 2017 - 9:26:29 pm

Los nuevos monólogos de la vagina... un monólogo, un recuerdo, un delirio y una oración. #vday

Si de algo se trata la civilización es de acotar la violencia. Su monopolio es la principal función del Estado moderno, con la finalidad de hacer realidad el estado de derecho y por tanto la libertad del individuo.

Y cuando digo individuo me refiero por supuesto tanto a hombres como a mujeres. Mas por mil razones que aquí no cabe discutir, hasta hace muy poco tiempo esta consideración es tomada como cierta y tan solo en el contexto occidental, pues como todos sabemos, existen sociedades en nuestro mundo en donde aún a las mujeres no se les reconoce el derecho de igualdad.

Ya dentro de occidente también los niveles de derechos realmente ejercidos por las mujeres son muy varios. Siguen siendo víctimas de muy diversas violencias: sexuales, psicológicas, económicas, laborales, etc.

Visibilizar estas violencias, es clave en la creación de conciencia dentro de los dos géneros, con el fin de erradicar este flagelo. Hacerlo a través del arte es muy eficiente por la cualidad de este de llegar a lo más profundo de nuestras emociones.

sy9n74gnq5.jpg

Y precisamente esto fue lo que este viernes 24 de febrero pudimos vivir dentro de los nuevos monólogos de la vagina, que presentó en esta ciudad las asociaciones Vday y Transforma. Los casos expuestos fueron muy variados, pues mostraban circunstancias de mujeres de diversos países del mundo para aterrizar en mujeres de nuestra propia ciudad. Una madre que perdió a su hijo en la guerra, una mujer violada por varios hombres, una chica obligada a comenzar su vida sexual, un hombre arrepentido de sus vivencias en un burdel, etc.

Este fue un esfuerzo de inmenso valor, pues todo lo recaudado en taquilla será destinado a las mujeres del poblado de Naica. Las cuales hace unos pocos años vieron como se cerraba la mina tradicional de su comunidad y de esta manera todas las oportunidades de trabajo desaparecían. Los hombres del pueblo emigraron en su mayoría y el destino del poblado como el de muchos otros era convertirse en un pueblo fantasma.


3x1Auuvau9.jpg

Pero no en este caso, pues las mujeres de este pueblo se juntaron para crear la asociación Ventanas de esperanza para Naica. Con la finalidad de crear proyectos productivos para con ellos hacer de Naica un pueblo que se autosustente.

En realidad estas mujeres son un ejemplo para todos nosotros de coraje, amor por la propia tierra, confianza en si mismas y esperanza.

Gracias a Erika Mendoza que nos acercó a este gran esfuerzo.


Víctor Meza.

Siguiente Más