Omar Terrazas Oct 16, 2018 - 1:35:01 pm

Cuando grandes Startups decepcionan.

Hace unos días me tocó escuchar la triste noticia de que Yogome anunció su cierre. Después de ser uno de los casos más grandes de éxito en el ecosistema emprendedor mexicano; emprendedores, inversionistas y todos aquellos involucrados en el ecosistema emprendedor nos quedamos con un mal sabor de boca. 

Recordemos que no es la primera vez que un grande nos decepciona. Si bien no podemos generalizar a la hora de referirnos a los integrantes de la empresa, es alarmante que casos como Yogome (México) o Theranos (USA) se sigan presentando. Igual pudiéramos incluir algunos otros de distintos niveles de madurez.

No caigamos tampoco en exageraciones. El libre mercado permite este tipo de eventos, donde al final los más afectados son los empleados, usuarios y posiblemente otros emprendedores que si hacen bien las cosas. Sin embargo, como emprendedores, inversionistas o participantes de ecosistemas de emprendimiento, pudiéramos aprender para evitar, al menos, ser participes de ellos.

¿Como? Existen cuatro aspectos, que a mi ver, los emprendedores, inversionistas y cualquier persona relacionada con algún ecosistema de emprendimiento debería de tener en cuenta:

1. La idea puede ser buena, pero la ejecución es mejor.
Existe un dicho entre las personas que alguna vez hemos asistido a algún gimnasio: “si no duele, no sirve”.
Pudiéramos trasladarlo de una manera simple al ámbito del emprendimiento: “Si no funciona, no sirve”
Recordemos que, ya sea para un emprendedor o un inversionista, una inversión no debe de hacerse a la ligera. Si bien existen personas que venden ideas y consolidan dicho proyecto, también he sido testigo de emprendimientos que reciben muchísima promoción, difusión, apoyo y/o financiamiento cuando aún no tienen un software o prototipo funcional y defraudan con el paso del tiempo. Si, increíblemente pasa. Vender ideas y comprar ideas es más incertidumbre de la que cualquier persona debería soportar. De hecho, podría adivinar para facilitar los pensamientos de duda que asaltan a las personas que hacen tal cosa: probablemente fracases. 

Emprendedores: Existe algo llamado pivoteo. Si no funciona, háganlo que funcione. Si no, cambiemos de rumbo pero, por favor, no vendamos engaño. Ahorremos tiempo, dinero y riesgos que sólo pudieran afectar nuestra credibilidad en el mejor de los casos. (o en el peor, véase el ejemplo de Theranos)

Inversionistas: Cuiden su dinero. Arriesguémonos por algo que realmente valga la pena. Algo que sea real.

2. Inversionistas que agregan valor.
Las inversiones donde sólo esperamos obtener dividendos o intereses a emprendedores inexpertos son riesgosas. De hecho, yo no lo llamaría inversión si se maneja como un crédito. Mejor usemos el término de “prestamos de capital”. En cambio, si la intención es invertir, cuidemos dicha inversión. 

Inversionistas: 
Participemos de la empresa y agreguemos valor. Así es como, después de verificar que el aparato/software/cosa hace lo que pensamos que hace, podemos dar un soporte relevante a la empresa y cuidar nuestra inversión. Enseñémonos a invertir.

Emprendedores: Cuiden su dinero. Si ya sabemos que la falta de capital y el capital mal invertido son unas de las principales causas de fracaso entre las Startups, evitemos malgastar nuestro dinero.

3.Una empresa transparente es mejor con su gente.
Existe muchos temas que pudiéramos abordar en este punto. Desde cultura organizacional, información clara, confianza entre fundadores e inversionistas, etc., la transparencia es un tema relevante. Ejemplos de cultura organizacional como Zappos nos han enseñado que no sólo es un tema de comunicación interna sino que también pueden formar parte importante de la ventaja competitiva de la empresa. Ejemplos de información no clara y un equipo fundador no transparente como Yogome, nos llama a prevenir.

Emprendedores: Demos certidumbre a quienes pueden darnos un impulso al éxito, y seamos buenos administradores de capital; y porque no, buenos líderes.

Inversionistas: Recordemos que uno de los elementos clave para el éxito de una Startup es el equipo. El tema no sólo es la experiencia, sino la armonía. Un equipo dinámico y armonioso entre sí, lo será también contigo.

4.Cuidemos la “salida”. 
Hace una semanas asistí a una conferencia impartida por Belmonte Investment en ciudad de México. Dentro de los puntos hablaron del tema. Es necesario, como inversionistas y emprendedores, tener en cuenta la clase de inversión que se espera y, una vez invertido el capital, la clase de salida que se dará a dicha inversión. Ya sea cuestión de intereses, Venture capital, capital de riesgo, etc., es necesario tener en cuenta las estrategias de salida. 

Inversionista: Hay que preguntarnos ciertas cuestiones como: ¿Cuando habrá retorno de inversión?, ¿Que capacidades reales tiene la empresa? ¿Si habrá ganancias?, ¿Cual es el panorama a futuro?.
Con ello podemos maximizar ganancias y/o, en caso contrario, retirarse a tiempo.

Emprendedores: Igualmente se debe de tener una visión clara en cuanto a ciertos temas, y claro, una evaluación correcta. Para ello hay que hacernos algunas preguntas como: ¿Cuanto vale mi empresa?, ¿cuales son las proyecciones reales del área financiera?; y una de las más importantes, ¿Que estoy dispuesto a ceder?.

Creo que, fuera de estos puntos, le corresponde al gobierno, las empresas y a las instituciones educativas, velar por un ecosistema de emprendimiento sano. Ya sea como ecosistema, iniciativa privada, o gobierno; no nos toca juzgar y generalizar el “castigo”. No cerremos puertas que a duras penas se han abierto. No dejemos de invertir, porque, cuando grandes Startups decepcionan, nos queda trabajar por todos aquellos que quieren hacer bien las cosas. 

*Nota: Si quieren saber más de Zappos lean "Delivering Happiness. A path to profits, passion, and purpose" de Tony Hsieh.

Photo by raw pixel on Unsplash

Siguiente Más