Iván Alarcón Jun 26, 2017 - 9:26:02 pm

20 años de magia, luz y Harry Potter

A principios de la década de los noventa, Joanne Rowling, mejor conocida bajo su seudónimo J.K. Rowling (también como Robert Galbraith en el género de Novela Negra) se enfrentaba a momentos complicados en su vida personal: la enfermedad de su madre y su posterior muerte por esclerosis múltiple, un matrimonio tormentoso culminado en divorcio y serios problemas financieros. Esta etapa de su vida se fusionaría con su afición a la escritura y habilidad narrativa y formaría el primer volumen de su saga más famosa: Harry Potter.

3e9hgCuqnk.jpg

“Harry Potter y la Piedra Filosofal" se publicó en Reino Unido el 26 de junio de 1997. Cuentan las tantas anécdotas que la historia debut de Joanne Rowling fue rechazada por varias editoriales hasta llegar a las oficinas de Bloomsbury convirtiéndose en los siguientes meses en uno de los libros más vendidos de la historia. También dicen que el seudónimo de la escritora, J.K. Rowling, surgió por recomendación del editor pues, según él, perdería lectores si éstos se enteraban que quien había escrito el libro era una mujer; por lo tanto, Jo (como también es conocida) tomó prestado el nombre de su abuela Kathleen para formar las iniciales del seudónimo.

bs792vpn53.jpg

La saga Harry Potter está conformada por aproximadamente 3802 páginas divididas en siete libros, sin tomar en cuenta la obra de teatro “Harry Potter y el Legado Maldito" publicada en 2016 y escrita por Jack Thorne, uno de los libros más vendidos el año pasado. A lo largo de estas páginas, Rowling crea una historia sobre brujería desde un punto de vista un tanto cristiano por los valores que maneja prevaleciendo la amistad y el amor como escudos contra aquellos que promueven el mal y la destrucción de la sociedad, por lo que resulta irónico que sea una de las más prohibidas en Estados Unidos y en otros países dentro de la comunidad cristiana.

Rowling hace varias críticas en su universo dignas de estudios (lo que se hace ya en algunas cátedras) al maltrato infantil y laboral, la discriminación y el racismo y a las malas funciones de los gobiernos (cabe mencionar que la escritora se ha proclamado en contra de Donald Trump).

Los tíos de Harry, Petunia y Vernon Dursley, quienes se vieron obligados a adoptarlo cuando aún era un bebé después de la muerte de los padres de éste, son la representación del maltrato infantil. La madre del niño, Lily, es hermana de Petunia. La aberración que sienten los tíos hacia el mundo mágico, al que pertenecía Lily, afecta de lleno a Harry, un niño que crece sin saber que es un mago y es humillado, más psicológica que físicamente, por los Dursley.

afzzbjpztd.jpg

El maltrato y la explotación laboral se presentan a través de los elfos domésticos, pequeñas criaturas que fungen como sirvientes de las familias mágicas y que sólo pueden ser liberadas de la esclavitud si sus dueños les regalan una prenda de vestir, como sería el caso de Dobby el elfo doméstico más importante de la saga. Estas criaturas están tan acostumbradas a la esclavitud que se volvió parte de su naturaleza, por eso su indiferencia ante las ideas radicales de Hermione Granger, quien deseaba libertad y un salario justo para éstos con su Plataforma Élfica de Defensa de los Derechos de los Obreros (P.E.D.D.O.) en “Harry Potter y el Cáliz del Fuego" (2000), uno de los puntos fuertes en contexto social de este libro y olvidado por completo en su adaptación cinematográfica. Cabe resaltar que Hermione recibe apoyo forzado por parte de Harry y Ron, negativas de los elfos domésticos y admiración de Sirius Black y Albus Dumbledore.

2jypdC6w5o.jpg

Desde la primera entrega de la saga, Rowling dejó claro que en su mundo mágico también existía la discriminación, pero no fue hasta “Harry Potter y la Cámara Secreta" (1998) que el tema se volvió más evidente cuando Hermione es señalada como “sangre sucia", término empleado para los magos hijos de “muggles" (personas sin magia). Las mentes más brillantes que existen no son inmunes a los insultos discriminatorios y racistas por quienes se creen superiores en un mundo en el que todos somos iguales. La intención de Rowling al señalar este tema quedó en segundo plano para los fans en vísperas del estreno de la obra teatral de “El Legado Maldito" en la que Hermione es interpretada por la actriz de color Norma Dumezweni. Otro caso de ironía. De igual forma Voldemort, enemigo principal del protagonista, busca erradicar a los impuros de sangre de su mundo convirtiéndose en una especie de Hitler mágico.

yfC2rgd14t.jpg

Rowling señala también a los gobiernos totalitarios y corruptos a través de un Ministerio de Magia hundido en burocracia e ineficiencias con libertades limitadas. En “Harry Potter y la Orden del Fénix" (2003) aparece Dolores Umbrige, uno de los máximos exponentes del totalitarismo, del racismo y de la discriminación de muchos ultraconservadores. Umbrige a su llegada inunda Hogwarts de reglas cada vez más absurdas con las que poco a poco toma el control total limitando a maestros y a alumnos, creando más adelante una revuelta en su contra y en contra del mismo Ministerio de Magia. Esta mujer rechoncha vestida siempre de rosa, siente aberración hacia los seres semihumanos como los centauros.

95y0Blbnzs.jpg

Hoy se cumplen 20 años del lanzamiento de una de las sagas más importantes de la historia de la literatura y el cine. Con ventas de casi 500 millones de ejemplares en todo el mundo, sigue siendo uno de los motores más importantes para el despertar el interés lector en los más jóvenes. Además de esto, Harry Potter nos ha enseñado la importancia del bien frente al mal y de cómo sobrellevar nuestros problemas y sacar lo mejor de ellos porque, como dijera Albus Dumbledore: “la felicidad se puede hallar hasta en los más oscuros momentos, si somos capaces de usar bien la luz".

x4xd6doo5x.jpg


Siguiente Más