O
Opinión

¿La corrupción tiene solución?

Andrés Levario Oct 10, 2017 - 5:27:39 am

La crisis en Latinoamérica no parece tener final. El populismo y/o nacionalismo que se mezclan hasta confundirse, es un síntoma que se aprovecha de los malos gobiernos que han resultado, por ejemplo, en Brasil, Venezuela, México, Argentina, Bolivia, entre otros. Una explicación que justifique la decadencia de cada uno no logra ser perceptible, excepto la corrupción.

Aquí una prueba. El día de ayer se dio a conocer el documento “Las personas y la corrupción: América Latina y el Caribe", donde el 51 por ciento de los mexicanos entrevistados afirmaron haber pagado algún soborno, o entregado dádivas a funcionarios para acceder a servicios u obtener documentos. Los datos corresponden a Transparencia Internacional.

Además, el informe asegura que “los latinoamericanos y caribeños son constantemente defraudados por sus gobiernos, la clase política y los líderes del sector privado". La información fue basada en una encuesta realizada a más de 22 mil personas en 20 países de la región, según el periódico Reforma.

¿Existe solución? Yo creo que sí, y Alemania (que acaba de celebrar elecciones y donde la extrema derecha logró ser tercera fuerza), lo demuestra. Un artículo publicado por Jack Ewing en The New York Times, sostiene que el populismo, junto con la crisis migratoria y el efecto de la frustración ciudadana, se combate con el empleo.

Para ilustrar el tema, Ewing describe con claridad a la ciudad de Dortmund, un territorio en el que alguna vez predominó el carbón y el acero. Tiempo después (once décadas), la historia ya no fue del todo agradable. El beneficio se esfumó por completo. El desempleo se incrementó en un 11 por ciento y ello abrió camino a la desigualdad entre cada habitante.

Pero antes de que el problema se convirtiera en algo similar a la ficción de Donald Trump, la canciller Angela Merker y su equipo “redefinieron la labor de la clase obrera trabajadora, con políticas públicas a cargo de buenos políticos e ingenio empresarial".

Finalmente, Dortmund logra atraer nuevos empleos, se activaron las zonas estratégicas y el desempleo cayó drásticamente en la última década.

A pesar de la crisis, Alemania nos enseña el compromiso de los gobiernos, el alcance de las compañías medianas; el apoyo directo a la clase media y el refuerzo al sector manufacturero. Se crea la fórmula perfecta para alejar a la población del populismo, el deterioro y la corrupción.

El mal persistirá. No podemos perdernos en las tinieblas de la política simple y lo poco que representa. “Entre ahora y octubre de 2018, habrá elecciones presidenciales en Chile, Colombia, México y Brasil", resalta Andrés Oppenheimer en una de sus columnas.

Para lo que se vislumbra, debemos mejorar.



En algunos días oscuros, Felipe me confiaba: “Doy ordenes que no se cumplen, directrices que no se siguen, A veces me siento como en una pesadilla en donde quieres correr y no mover las piernas"

Margarita Zavala. Margarita. Mi historia. Editorial Grijalbo. 2016

Siguiente Más