Andrés Levario Ene 17, 2018 - 4:28:20 am

La oportunidad del sistema financiero

La noticia fue ruda y sin tapujos; el título de la nota que anunció El Economista el día de ayer mostró la debilidad para el progreso: nuestro país fue reprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), debido a que –a nivel de Latinoamérica, quedó por debajo de Uruguay, Chile, Argentina, Brasil entre otros, con respecto a la calidad y cantidad de empleo y los bajos salarios con apenas 50 puntos. Los datos fueron establecidos en el “Índice de Mejores Trabajos” del BID. En dicho texto, se llega a la conclusión general de que la política salarial implementada en nuestro territorio no se traduce en avances o mejora continua, es decir, las reglas para una mejor percepción del salario no evolucionan de forma positiva, y se deja claro con el “Panorama Laboral”.

Al deterioro del sueldo promedio junto con las malas noticias del gobierno de Trump al aprobar una nueva reforma fiscal para su país (y que beneficia considerablemente a un sector del empresariado norteamericano), en México aún existe un formulario que nos puede llevar al progreso ordenado y la apertura de nuevas posibilidades: el sistema financiero mexicano.

El Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), dio a conocer un diagnóstico de más de cien páginas y cinco capítulos, que muestra de forma clara una terna de recomendaciones que consagran un restablecimiento a la perspectiva financiera de México. Según el centro, nuestro sistema económico se encuentra en buen momento, sin embargo, el panorama de la industria es complejo e incierto. Por esta razón, es necesario efectuar cinco objetivos para asegurar la funcionalidad: competencia, estabilidad, inclusión, protección a usuarios y conducción ética.

Aunque percibamos estos temas como ajenos (o separados), la mala ejecución de cada uno de ellos ha mostrado rezagos en los niveles de captación de la economía y la inclusión financiera, lo cual limita hasta nuestra movilidad social. Aunado a esto, los autores del diagnóstico junto con algunos expertos en el área definieron siete aspectos importantes para obtener un mejor aprovechamiento de las finanzas:

  • Inclusión Financiera. - Definir un marco normativo que ayude a prevenir el lavado de dinero y que cada actividad relacionada con el tema quede exenta de fines políticos. Por esta razón, se busca blindar al Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (BANSEFI), otorgarle plena autonomía y un mandato claro, sin olvidar el papel fundamental del uso de las tecnologías en cada usuario.
  • Financiamiento a microempresas. - El CEEY propone revisar el marco de las garantías crediticias de la banca de desarrollo para determinar su efectividad. Además, se pide que las organizaciones de gobierno brinden reportes a las entidades de información crediticia.
  • Financiamiento a Pymes. - En este punto se deja claro que fortalecer el rol de los intermediarios especializados y de nicho, así como impulsar el financiamiento vía capital y no sólo a través de deuda, incentivará considerablemente la formalización y habrá mayor productividad y crecimiento nacional.
  • Sistema de pagos. - Definir políticas públicas que incentiven a la población para que utilicen medios de pago distintos del efectivo, por ejemplo, la Ley Fintech que nos ayuda a clasificar a las empresas de tecnología que operan como intermediarios en transferencias de dinero. Esto permitirá evitar los riesgos de violación de datos personales, privacidad y fraudes.
  • Afores. - Se recomienda la creación de un Sistema Nacional de Pensiones para revertir la baja tasa de reemplazo de las afores, la sostenibilidad y resolver el problema de cobertura. Además, exhorta a establecer una Pensión Mínima Universal No Contributiva otorgada por parte del gobierno a través de una reforma hacendaria atractiva.
  • Sector asegurador. - Crear un buró de riesgo que permita acceder a información del asegurado y que acceda a conocer su perfil para calcular de mejor forma el monto de la póliza a pagar.
  • Mercado de valores. - Por último, se estipula que las autoridades regulatorias revisen con más profundidad la normatividad en los mercados de deuda y de capital, ya que puede haber rezagos regulatorios que inhiban una mayor penetración, asegura el CEEY.

Nueve sesiones fueron necesarias para llegar a este compendio de información que, sin duda alguna, ayudará al sistema financiero mexicano para que sea competitivo, veraz, y libre de cualquier discrepancia que ponga en riesgo su funcionamiento. Cabe destacar que en este documento también se consideraron algunas preguntas que dieron origen a los resultados: ¿cómo fomentar el ahorro de los individuos y hogares?, ¿tierra inhóspita o de oportunidad?; nuevas ideas para un viejo reto, ¿qué ecosistema buscamos?, la administración de riesgo de los hogares y ¿qué inhibe al mercado de valores?, las cuales desembocaron en la discusión de seis capítulos.

Nuestro país tiene (o tendrá), la oportunidad de aprovechar sus mejores cartas para conseguir el progreso que en tanto tiempo se ha trazado y parece imposible en el transcurso de los años. El CEEY formó esta idea desde 2013 y alcanzó una guía práctica de lo mejor, con la detección oportuna de la debilidad en todos sus ángulos.


Tw: @LevarioA

Siguiente Más