Jun 5, 2015 - 5:59:31 pm

Antecedentes: ¿quiénes son los Sigala?

Adán Sigala inició su participación en el movimiento paracaidista en Ciudad Juárez y Chihuahua a finales de la década de los 60's; fue en 1968 cuando él y Rubén Aguilar organizaron a miles de migrantes de la zona rural del estado, para apropiarse por la fuerza de terrenos en esta capital, para posteriormente construir sus casas y por último adquirir servicios básicos y hasta las escrituras de las propiedades.

En Chihuahua, colonias como la Diego Lucero, División del Norte, Francisco Villa y otras, fueron fundadas por Sigala y Aguilar, quienes también fundaron el Partido del Trabajo y el Comité de Defensa Popular, organizaciones políticas a través de las cuales presionaron a los gobiernos para solicitar apoyo son servicios básicos, apoyos para construcción y hasta títulos de propiedad y escrituraciones.

En la década de los años 80's, archivos periodísticos hablan de cómo el CDP había tomado para ese entonces unas mil 300 hectáreas de terrenos a la fuerza y organizaban a unos 300 mil paracaidistas (la mitad de la ciudad); asimismo, participaban en violentas manifestaciones y conflictos, en los que, aseguran, usaban a niños y mujeres como grupos de choque.

Fue a principio de los 90's cuando Rubén Aguilar, fue candidato a Gobernador con apoyo del CDP; en ese momento, El Pasito ya tenía años en funcionamiento y las colonias que ambos fundaron en franco crecimiento; además, el CDP siempre tuvo una abierta vinculación con el PRI.

En el año 2000, Irvin Sigala, hijo de Adán Sigala, fue detenido a los 18 años por formar parte de una banda de roba carros cuyo centro de operaciones se encontraba en la colonia Nuevo Triunfo.

Luego, en 2005 que la familia Sigala volvió a aparecer en los titulares de los periódicos, cuando un par de hijos de Adán Sigala y uno de sus nietos, Irving y Rubén Sigala Quintana, así como Raúl Ávila Sigala, participaron en una riña campal en la colonia Diego Lucero y fueron capturados por el homicidio doble de Hilario Rodríguez Valdez y su hijo José Luis Rodríguez Pineda.

Tras meses de persecución, de boletinar a los Sigala en varios Estados, fueron detenidos en 2007 y sentenciados a más de 30 años de prisión; desde entonces, sus familiares se han manifestado en diversas ocasiones para exigir su preliberación, pues aseguran que el encierro de sus familiares obedece a una “persecución política”.

Siguiente Más