Este contenido fue extraído de www.excelsior.com.mx

Aranceles dirigidos | Pascal Beltrán del Río

11 de Junio de 2018

El próximo 6 de noviembre, se celebrarán las elecciones legislativas intermedias en Estados Unidos.

Estarán en juego, los 435 escaños de la Cámara de Representantes y 35 de los cien en el Senado. El Partido Republicano tiene mayoría en ambos.

En estos momentos, la Cámara baja se compone por 235 representantes del Partido Republicano 193 y del Partido Demócrata. Asimismo, hay siete diputaciones vacantes.

Para ser mayoría en la Cámara de Representantes, el Partido Demócrata tendría que añadir 25 distritos a los actuales 193 que tiene.

Y para que cambie el control en el Senado, los demócratas tendrían que retener las 24 bancas que actualmente tienen entre las 35 que se van a elegir, y arrebatar cuatro asientos más para llegar a 51.

Para el presidente estadunidense, Donald Trump, mantener en manos republicanas las dos Cámaras del Congreso es un tema de prestigio y quizá también de sobrevivencia política.

Las intermedias serán vistas como un referéndum a su gobierno. Un buen resultado para su causa sería para él una reivindicación, pero, también un paso adelante en su intención de moldear al Partido Republicano a su gusto.

En cambio, perder el control de la Cámara de Representantes y/o del Senado sería visto como un colapso del apoyo de los electores para Trump y, peor aún, la posibilidad de perder su puesto en caso de que las investigaciones sobre la presunta interferencia rusa en las elecciones de 2016 dieran lugar una acusación formal en su contra ante el Congreso.

Esto, sin duda, estuvo en la mente del Presidente de Estados Unidos cuando ordenó imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de la Unión Europea, México y Canadá. Con esa medida, Trump apostó por solidificar la base electoral que lo llevó a la Casa Blanca.

Pero, también estuvo en la mente de las autoridades mexicanas que idearon una serie de aranceles a las importaciones estadunidenses para responder a aquéllas.

La decisión mexicana de aplicar aranceles a productos como carne de cerdo, queso, manzana y papa afectará la economía local en diferentes estados de Estados Unidos, particularmente en distritos electorales controlados por los republicanos.

En el caso de la manzana, de la cual México tuvo importaciones el año pasado por 274 millones de dólares, las principales zonas productoras están en los estados de Washington, Nueva York y Michigan, estados donde se cosecha casi 80% de las 4.1 millones de toneladas que se dan en aquel país.

En días recientes, asociaciones de productores de manzana han lanzado una voz de alarma por lo que podría producir el nuevo arancel de 20 por ciento.

En el caso del estado de Washington –donde la manzana representa casi 20% de la producción agrícola local—, la afectación sería sobre todo para los condados de Chelan y Douglas, que forman parte de los distritos 8 y 4, respectivamente.

Ambos distritos tienen representante republicano en el Capitolio en Washington. El primero de ellos es Dave Reichert y el segundo, Dan Newhouse.

En el caso de Nueva York, el arancel golpeará los condados de Wayne, Ulster y Orleans, que forman parte de los distritos congresionales 24, 19 y 27, respectivamente, representados por los diputados republicanos John Katko, John Faso y Chris Collins.

En Michigan, los condados de Kent, Berrien y Van Buren también resentirán la medida. Dichas demarcaciones forman parte de los distritos 2, 3 y 6, que también tienen representantes republicanos: Bill Huizenga, Justin Amash y Fred Upton.

Igualmente, los aranceles en otros productos parecen destinados a procurar el resentimiento de los electores con el presidente Donald Trump.

Por ejemplo, la carne de cerdo, de la que México realizó importaciones por 514 millones de dólares el año pasado. Los distritos electorales a los que más afectará el nuevo arancel de 20% son todos republicanos: el 4 de Iowa (Steve King), el 7 y el 9 de Carolina del Norte (David Rouzer y Robert Pittenger), el 3 de Oklahoma (Frank Lucas), el 2 de Utah (Chris Stewart) y el 6 de Misuri (Sam Graves).

En cuanto al queso, México hizo importaciones desde Estados Unidos por 390 millones de dólares el año pasado. El nuevo arancel afectará la economía de varios distritos con congresista republicano: el 6, 7 y 8 de Wisconsin (Glenn Grothman, Sean Duffy y Mike Gallagher) y el 2 de Idaho (Mike Simpson), entre otros. En ese último, también se produce parte importante de la papa que se exporta a México.

He ahí 18 distritos de mayoría republicana cuyos resultados electorales podrían dar una voltereta el 6 de noviem-bre en caso de que los votantes culpen a Trump por los nuevos aranceles.

Siguiente Más