Nov 1, 2018 - 1:10:32 pm

Baja Moody's calificación al bono del nuevo aeropuerto

La agencia  calificadora Moody’s,  bajó la calificación de bonos  después de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), además indicó que es una “señal negativa” que amenaza con frenar inversiones y la actividad económica, así como con presionar las finanzas públicas.

La nota pasó de Baa3 a Baa1 y quedaron cerca del grado especulativo. El número asignado por la agencia a las notas va del 1 al 3, donde 3 es mejor y 1 es peor.

No obstante, la calificación puede bajar aún más si las acciones del gobierno son el detonante para un inminente "default" sin el remedio apropiado.

“La acción de calificación de hoy resulta del anuncio de que el nuevo gobierno mexicano que asumirá el cargo el 1 de diciembre de 2018 no continuará con la construcción del Nuevo Aeropuerto”, señaló Moody’s.

Asimismo, la agencia indicó que “los riesgos de un evento de incumplimiento bajo el contrato de las notas han aumentado”.

La calificadora también observó que, como resultado de la decisión de cancelar las obras del nuevo aeropuerto en Texcoco, “el crecimiento anticipado de los ingresos que serviría a los Bonos a través de los ingresos de la Tarifa de Uso del Aeropuerto (TUA) en los próximos cinco años se ha reducido sensiblemente”.

La colocación de la calificación a la rebaja refleja el incertidumbre en torno a las próximas decisiones que el gobierno entrante tendrá que tomar con respecto a la nueva concesión aeroportuaria otorgada al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México y sus posibles implicaciones para tenedores de nota, señaló el informe de Moody’s.


Niveles de bonos del NAIM desde 2017

Los precios de los bonos mexicanos se debilitaron tras el rechazo por continuar con construcción de un nuevo aeropuerto.

El más negociado de esos bonos, con un vencimiento a 30 años, ha perdido poco más del 22 % durante todo el año, ante la incertidumbre que rondó el proyecto.

El precio de emisión del bono fue de 99.38 dólares y hasta hace algunas semanas la caída que tenía el papel era de casi 10 por ciento, en tanto, la tasa de interés ha pasado desde el 5.5 % al 6.99 % en el mismo periodo, ante el mayor riesgo percibido en las últimas semanas.

Gráfico: El Financiero
Siguiente Más