Abr 23, 2018 - 1:15:36 pm

Prevención y fortalecimiento de Chihuahua

El estado de Chihuahua se ha visto fuertemente involucrado en una lucha en contra de la inseguridad, específicamente relacionada con la delincuencia detonada por parte de los nuevos órdenes del narcotráfico en el país.

Desde 2008, nuestro país comenzó a enfrentar esta nueva realidad donde la ciudad de Chihuahua no ha estado excenta de las circunstancias de descomposición social que afecta a los ciudadanos y al desarrollo de las regiones.

Apenas el año pasado, México registró el año más violento en su historia o al menos en las últimas dos décadas que se tiene registro por parte del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con 23 mil 101 homicidios.


Ficosec, iniciativa ciudadana para combatir el ambiente inseguridad

Como lo hemos detallado anteriormente, Chihuahua no se encuentra libre de esta situación ha tenido que enfrentar la delincuencia organizada como un factor que afecta el día a día de los ciudadanos.

En entrevista para Referente.mx, el consejero del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad de Chihuahua (FICOSEC), Sergio Ochoa describe que la inseguridad en las ciudades está directamente relacionada con dos factores claves: la falta del Estado de Derecho, la terrible inequidad entre sus habitantes.

De manera puntual en Chihuahua se han detectados dos zonas de atención prioritaria: Riberas de Sacramento y Vistas Cerro Grande.

Estas dos zonas de la ciudad presentan una serie de condiciones que van desde su composición geográfica, hasta las características económicas y sociales de su población que ponen en riesgo el desarrollo de sus habitantes y propician un foco de personas propicias a caer dentro de esta descomposición social.

Por ello, como adelantaba el ingeniero Samuel Kalisch en la primera unidad Esto es Chihuahua: Capital Social, el empresariado chihuahuense al detectar en este caso una tendencia de ambientes de inseguridad graves para el estado, optó por replicar el modelo FECHAC para la instauración de un Fideicomiso que generará iniciativa más allá del sentido social.

Así es como nace FICOSEC, un fideicomiso que apuesta por la generación de iniciativas de fortalecimiento institucional y de prevención social de la violencia en el estado, ¿Cómo? Nuevamente mediante la extracción de recursos a través de un sobreimpuesto generado por el empresariado chihuahuense.

Actualmente FICOSEC trabaja bajo los proyectos del Observatorio Ciudadano, Línea Ciudadana, Unidad de Prevención de la Violencia, la Unidad de Fortalecimiento Institucional y Cedipol, en busca siempre de la reconstrucción social y la dignificación de los cuerpos policiales.

En este caso, Sergio Ochoa destaca que se ha generado actualmente una buena dinámica en la coordinación del gobierno, las instancias de Seguridad Pública y el empresariado chihuahuense.

A través de este esquema de participación, se logró reinstalar la Mesa de Seguridad Ciudadana, en donde se les da seguimiento a los indicadores presentados por el Fideicomiso.

“Como primer punto las Mesas quieren lograr que haya reunión y diálogo entre autoridades y liderazgos ciudadanos”, destaca Ochoa.

El consejero destaca que este mecanismo nació en Ciudad Juárez, luego de la lamentable situación a la que se enfrentaron en el cierre de la primera década de los años 2000. De acuerdo con Sergio Ochoa, manifestó que incluso dichas actividades sirvieron para que las autoridades locales, estatales y federales se conocieran.

Sin embargo, señala que este mecanismo funciona únicamente como un punto de encuentro, en donde el objetivo es lograr acuerdos en la operación de programas impulsados mediante recursos público-privado para la recomposición del tejido social.

Sergio Ochoa alerta que el único punto donde no se puede intervenir es en la estrategia combativa diseñada por el gobierno, aunque manifiesta que sería deseable una mayor apertura en este sentido.


Estado de Derecho y combate a la desigualdad, la clave para la seguridad pública

El también presidente de Desarrollo Económico A.C (DESEC), Sergio Ochoa ha destacado que uno de los principales problemas en términos de seguridad ha estado relacionada con la organización de las delimitaciones prácticas por parte de las diferentes corporaciones policiales.

“La Policía Municipal es o debiera ser una policía preventiva y cercana a los ciudadanos”, enfatizó el empresario.

Sin embargo, que pese a las condiciones de inseguridad arraigadas en las diferentes comunidades obligaron a los equipos policiacos a convertirse de manera súbita en un modelo combativo y de reacción.

Justamente detrás de esta visión, las anteriormente mencionadas Mesas de Seguridad Ciudadana se logró diseñar un plan que recientemente comenzó a operar en la ciudad de Chihuahua y que promete ser un modelo que ofrezca un cambio en la percepción y ejecución de políticas públicas reconstructoras de la sociedad y que fomenten un ambiente de paz en la región.

La Plataforma Escudo Chihuahua (PECUU), propone un modelo de seguridad, donde a través del armado de tecnología se logre generar condiciones de coordinación entre los diferentes niveles de gobierno e impulse a la dignificación de los cuerpos policiales.

Con una inversión de más de 150 millones de pesos, la apuesta de la Plataforma Escudo Chihuahua consiste en un sistema de seguridad, en donde se busca transformar el modelo de seguridad público a uno de carácter ciudadano, donde la persona ocupe el centro y objetivo de las políticas públicas.


En este punto, el combate a la inseguridad en nuestra ciudad se encuentra con los esfuerzos realizados impulsados desde el desarrollo integral de la comunidad en iniciativas que se basan en el mejoramiento de las condiciones educativas y sociales.

Chihuahua Capital Social, nuevamente destaca las iniciativas generadas por la triple hélice, en donde el gobierno otorga la posibilidad de involucrar a diferentes participantes a la dinámica del mejoramiento de nuestra ciudad.

Siguiente Más