Abr 23, 2018 - 1:02:55 pm

Responsablidad social compartida por Chihuahua

A través de la primera unidad de esta serie “Esto es Chihuahua: Capital Social” dejamos en claro que existen importantes esfuerzos coordinados para detonar el mejoramiento de las condiciones de vida de los chihuahuenses.

En aquel momento el ingeniero Samuel Kalisch nos adentraba al extraordinario camino que ha tenido que recorrer la Fundación del Empresariado Chihuahuense A.C (FECHAC) para lograr impulsar mejores condiciones de seguridad, educación y sociales para el desarrollo de Chihuahua.

FECHAC inició su recorrido hace 28 años para la recuperación de una ciudad que había sido azotado por una tromba, mediante la aplicación de un sobreimpuesto dirigido por los propios empresarios para generar proyectos de impacto para la comunidad.

Después de este caso, el modelo FECHAC ha sido recuperado en incontables momentos, desde la apertura de un Expo Chihuahua, hasta la instauración de un organismo que vela por la seguridad de los chihuahuenses como lo es FICOSEC.



Combate a la desigualdad; inclusión de grupos vulnerables

Es importante detenernos para revisar el trabajo que FECHAC ha logrado desarrollar en la capital de nuestro estado, pues es un claro ejemplo de los logros que pueden alcanzarse cuando existe la continuidad de proyectos y, sobre todo, la suma de voluntades.

En una entrevista para Referente.mx el presidente del Consejo Directivo de FECHAC, Héctor Jurado Sánchez destaca que la Fundación del Empresariado opera a través del modelo de responsabilidad compartida, en donde no solo se convenían proyectos entre el gobierno, el empresariado y la sociedad civil, sino que los hacen formar parte de ellos.

Bajo estas reglas, un aliado importante de FECHAC durante los últimos años ha sido el Municipio de Chihuahua, con quienes han fortalecido un estricto vehículo de cooperación, en favor del desarrollo social de los chihuahuenses.

Desde el comienzo de esta nueva alianza, ambas partes han tenido claramente la ruta trazada: los objetivos que buscan alcanzarse, así como las principales zonas que se buscan atacar.

En este caso, Vistas Cerro Grande y Riberas de Sacramento se trata de las dos grandes zonas que por su posición geográfica agrava una situación de rezago que va desde el ámbito económico, con serias afectaciones en su nivel social.

“Vemos que están completamente rezagadas con respecto otras (zonas) y tenemos que integrarlas a nuestra sociedad, tenemos que llevarles los servicios que requieran, tenemos que llevarles un desarrollo humano y sobre todo recomponer el tejido social que en esas zonas se ve muy deteriorado”, indicó Héctor Jurado con relación a su labor es zonas marginadas.

Es importante destacar que la Fundación del Empresariado Chihuahuense no solamente busca atacar de manera reactiva el rezago en el desarrollo de estas comunidades, sino que enfrenta la problemática a través de una transformación integral.

Tal es el caso de su programa icono ADN (Ampliando el Desarrollo de los Niños), mediante el cual la Fundación del Empresariado Chihuahuense busca atajar no solamente a través de la dignificación de las escuelas, sino mediante un esquema de educación básica integral de calidad.

En este caso, se busca desarrollar un horario extendido, donde los niños participen en actividades lúdico-formativas, y en donde también reciben responsabilidad, así como el goce de un cuidado nutrimental.

Con ello FECHAC busca impactar las problemáticas sociales presentes en el núcleo familiar de estas zonas marginales.

La vinculación con el Gobierno Municipal de Chihuahua ha destacado bajo este modelo, pues a través de la alianza se logró una aportación de 1 millón 250 mil pesos, que fueron traducidos en la construcción y equipamiento de comedores, así como de la implementación de actividades recreativas que tuvo como beneficiarios a cerca de mil 550 alumnos.

Héctor Jurado destacó que es la primera ocasión en que el Municipio otorga los recursos a la Fundación del Empresariado de Chihuahua A.C. para ser ellos quienes administren el capital a través de un Comité Técnico que determina los proyectos en lo que dichos fondos deberán ser invertidos.

Asimismo, ambos organismos han trabajado de manera reciente mediante la cooperación 50-50 para el financiamiento de organizaciones de la sociedad civil que atiendan las necesidades sociales de estas zonas de atención prioritaria.

Respecto a esto, el presidente directivo de FECHAC, resalta la importancia de trabajar de la mano con las Organizaciones de Sociedad Civil (OSCs), pues son las encargadas de operar los programas de beneficio social, “realmente el trabajo de campo lo hacen las organizaciones de la sociedad civil”.

En 2017, FECHAC y el Municipio dispusieron de una bolsa conjunta de 30 millones de pesos para apoyar a las organizaciones de la sociedad civil para atender de manera prioritaria la salud preventiva, la educación básica y de capital social.

Ante esta iniciativa conjunta las comunidades marginales se vieron beneficiadas a través del trabajo de asociaciones como el Centro de Liderazgo y Desarrollo Humano, atención e Hiperactividad A.C., Fundación CIMA, el Consejo de Seguridad y Justicia, entre otros.

Al ser cuestionado sobre el por qué FECHAC otorga esta confianza de los gobiernos y de las organizaciones civiles, Jurado Sánchez manifiesta que se trata de la experiencia de 28 años de trabajo y de apoyo a los grupos vulnerables.

Señala que además ante todo la FECHAC ha demostrado un trabajo eficaz, eficientes y sobretodo de manera transparente.

Como lo destaca el ingeniero Samuel Kalisch en la primera entrega de esta serie, es importante que en la capital de Chihuahua se generen condiciones idóneas para capitalizar las iniciativas público-privadas.

Teniéndolo así de claro, Héctor Jurado adelantó que la suma de esfuerzos continuará de la mano de FECHAC, mediante la apuesta a estas zonas prioritarias.

En el caso de Riberas de Sacramento, se cuenta con una inversión conjunta de 20 millones de pesos, mismos que serán traducidos en una clínica, que será operada por la Fundación Adelaida Lafón, con la que se busca responder a las necesidades apremiantes de la zona.

No cabe duda de que pensar en el desarrollo multifactorial de Chihuahua, requiere primero de una suma de voluntades a favor de la comunidad, para el establecimiento de proyectos que logren incidir en la mejora de vida de los chihuahuenses.

Siguiente Más