Dic 27, 2018 - 2:47:49 pm

Cómo aprovechar tu tarjeta de crédito en fin de año

Diciembre es una época de celebración y con ella vienen muchos gastos fuera de lo común. Para incrementar las ventas muchas tiendas ofrecen promociones para pagar con tarjetas de crédito, pero cuidado: aunque parece una alternativa útil, no siempre es la mejor opción. Antes de pagar con tu plástico evalúa las condiciones de tu compra para saber si realmente estás adquiriendo una oferta y no problemas a largo plazo.

Usa los Meses sin intereses a tu favor

Durante todo el mes te encontrarás con promociones de pago a meses sin intereses. Cuando compras en esta modalidad el costo total se divide entre el número total de meses sin agregar ningún cargo extra, así cubres pequeñas cuotas que al final completan el costo total.

Siempre que te mantengas al corriente en tus pagos se respetará el precio original, si en algún momento te atrasas con el pago del mes empezarán a generarse intereses.

TIP: Este tipo de pago es recomendable únicamente para compras de alto costo y que te darán un beneficio por tiempo prolongado. Si adquieres por ejemplo, un refrigerador, este tendrá una vida útil de varios años y valdrá la pena pasar 12 o 18 meses pagando para cubrir su costo total. En cambio, un producto o servicio que durará poco no será tan rentable, si sientes la tentación de pagar la cena navideña en esta modalidad recuerda que tu digestión terminará al siguiente día mientras que la deuda permanecerá por varios meses.

Selecciona adecuadamente los productos o servicios que compras a meses sin intereses. Se trata de tu dinero y tú decides cómo gastarlo, pero será más satisfactorio si lo usas en algo que te de satisfacciones, al menos durante el periodo que lo pagarás.

Un pago a meses sin intereses será más útil si lo ves como una inversión que te dará frutos por mucho tiempo.

Saca el mayor provecho a tu fecha de corte

Una de las ventajas de las tarjetas de crédito es que te permiten pagar después de la compra. Si manejas adecuadamente tus tiempos este periodo se puede prolongar hasta 50 días. Para esto debes tener claras tus fechas de corte y pago.

Que se pague después no significa que debas gastar lo que aún no tienes, pero si te da un espacio para programar mejor tus gastos.

TIP: Si quieres extender este periodo para llegar al pago debes programar tus compras. Si, por ejemplo, tu fecha de corte es el día 20 de cada mes, las compras que realices después de esa fecha aparecerán hasta el siguiente cobro. Esto quiere decir que si pagas tus regalos navideños con tu plástico el día 21 de diciembre, el cargo aparecerá hasta el corte del 20 de enero. A partir de esa fecha los bancos dan un promedio de 20 días (varía según tu institución y tarjeta). Esto quiere decir que podrías pagar hasta el 9 de febrero esas compras que hiciste casi 2 meses antes.

Es importante que recuerdes que se trata de una programación de pagos que puede jugar a tu favor o en contra. Es común confiarse con un periodo tan largo para pagar pero la fecha límite llegará. Si tomas a tu tarjeta de crédito como dinero extra que no estás seguro de tener en el momento del pago estarás ganando deudas a futuro y sobre ellas se generan intereses. Compra únicamente lo que realmente puedes pagar.

Compra responsablemente

Una tarjeta de crédito es un gran aliado con las compras navideñas. Si la usas para aquellos productos que realmente necesitas y puedes pagar será de gran ayuda. En cambio, si no programas tus compras y la usas para pagar cualquier gusto impulsivo te traerá muchos dolores de cabeza, para el año que apenas inicia. Úsala responsablemente y disfruta del fin de año.


Extraída de Excélsior

Siguiente Más