Ene 11, 2017 - 12:24:26 am

CONAGO: la oportunidad perdida de Peña Nieto

Parece ser que Enrique Peña Nieto y su equipo ya se dieron cuenta de que las decisiones que tomaron en las últimas semanas no resultaron nada benéficas para ellos y mucho menos para la ciudadanía. Anteriormente el descontento con el gobierno provenía de un pequeño grupo de personas que no estaban conformes con alguna conducta de sus representantes. Hoy suele ser un caso distinto. Es decir, al reclamo nacional ya se unieron varios gobernantes como Javier Corral, Miguel Ángel Yunes, Miguel Mancera, Jaime Rodríguez “El bronco" y el mismo Aristóteles Sandoval. También diferentes grupos empresariales como la COPARMEX y el Consejo Coordinador Empresarial. La situación no se ve fácil para el país. La primera oportunidad fue el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico, ahora siguió el turno de la Conferencia Nacional de Gobernadores. ¿Qué sucedió?


CONAGO: el otro recurso de Peña Nieto

La Conferencia Nacional de Gobernadores funcionaba casi siempre como un círculo obligatorio de todos los gobernadores del país para compartir sus experiencias, logros, mantener un contrapeso después de la llegada del PAN a Los Pinos y por supuesto, las problemáticas que les dificulta optimizar su competitividad estatal. Sin embargo, la reunión celebrada esta semana se ajustó por algo más sugestivo: buscar las “mejores formas" para que el presidente quedara bien con los 32 mandatarios y no les lastimara tanto sus decisiones. ¿Funcionó?.

Lo primero que se suscitó fue la explicación que el secretario de Hacienda José Antonio Meade, compartió a cada uno de los asistentes para dar a conocer la metodología de los nuevos precios de las gasolinas. –Nada nuevo hasta el momento–. Posteriormente los gobernadores de Querétaro, Francisco Domínguez y de Campeche, Alejandro Moreno, acordaron revisar a fondo las condiciones para generar nuevas alternativas en los combustibles.


¿Qué pasó con Chihuahua?

La propuesta central del gobernador Javier Corral para la reunión de la CONAGO fue muy conocida: una postura común para revertir las medidas del gasolinazo y combatir la impunidad y corrupción.

Pero para desfortuna de todos los chihuahuenses, la respuesta no fue positiva. Así lo dio a conocer Corral para el periódico Reforma donde declaró que primero hubo exclusión hacia los mandatarios en el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico que presentó Enrique Peña Nieto, por lo que el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, informó que presentará su propio plan de acciones que incluye la reducción al gasto corriente, modernización del transporte y el financiamiento a las PyMES. El desacuerdo es evidente.

Como segundo dato, Javier Corral señaló que tras la falta de compromisos en la reunión, sólo se estableció una especie de “entelequia" o irrealidad.

"Tuvimos una discusión que lo único que logró fue conformar mesas de trabajo para analizar las distintas propuestas que hicimos", sostuvo.

Es claro que el presidente Enrique Peña Nieto –sin entenderlo–, queda mal con los gobernadores del país y los empresarios. Por una parte no se conoce el Plan de Fortalecimiento Económico y por el otro lo califican como improvisado e insuficiente, justo como lo dio a conocer la COPARMEX.

Esta segunda oportunidad (relativamente) de Enrique Peña Nieto para tratar de mejorar el país pareció no ser suficiente ya que careció de contexto y no se contaba con que los mandatarios dieran a conocer la irrelevancia de la situación.

Ahora sólo queda esperar los resultados que se definan a nivel local y no se propague lo que tanto ha dañado a la presidencia y que cada vez es más difícil reparar: la falta de planeación y consenso.

--


El escrito dice mucho, pero la práctica es la que define…

Siguiente Más