Nov 9, 2017 - 9:58:25 pm

Croacia derrota 4-1 a Grecia por el repechaje europeo

La selección de Croacia apunta a su quinto Mundial. Tras derrotar este jueves a Grecia (4-1) en el partido de ida de la repesca, 90 minutos separan al equipo que lideran el barcelonista Ivan Rakitic y el madridista Luka Modric de Rusia 2018. Un evento en el que estarán las mayores potencias futbolísticas y en el que la 'vatreni', con una nómina de grandes jugadores, tendrá mucho que decir visto su juego en el estadio Maksimir de Zagreb.

En una eliminatoria que se dibuja más desigual de lo previsto pero confirmando a los croatas como claros favoritos en el desenlace, el equipo de Zlatko Dalic tomó una clara ventaja de cara al partido de vuelta que tendrá lugar el próximo domingo en el estadio Giorgios Karaiskakis de El Pireo.

Con unas gradas tomadas totalmente por aficionados croatas al prohibirse la presencia de seguidores griegos –lo que sucederá a la inversa en el partido de vuelta-, Croacia marcó territorio desde que el comienzo del partido.

Croacia goleó a Grecia y está a un paso de su quinto Mundial

Al ritmo de Modric y con la efervescencia de Perisic por la banda izquierda, los croatas comenzaron a percutir contra la defensa helena, muy endeble en una noche para el olvido. Su portero, el ex del Granada Karnezis, que el pasado fin de semana no tuvo su mejor día en la derrota de su equipo, el Watford, contra el Everton, dejó en seguida vendidos a sus compañeros al regalar un penalti a Croacia.

ERROR DE KARNEZIS

A Karnezis se le escapó el balón cuando trataba de controlarlo con los pies y no le quedó más remedio que derribar a Kalinic cuando el delantero del Gent le iba a encarar. Modric se encargó de transformar la pena máxima en gol en el minuto 13. Mejor imposible para Crocia.

La defensa de tres centrales que Michael Skibbe puso sobre el césped no contribuyó a que Grecia encontrara una seguridad defensiva que en los últimos tiempos había sido una de sus señas de identidad.

Los despistes defensivos hundieron a Grecia, incapaz de reaccionar al gol de Modric. Más bien lo que ocurrió fue todo lo contrario. Los croatas se crecieron y en el minuto 19 ampliaron la ventaja con un gol de Kalinic desde el área pequeña.

RAKITIC, MÁS ATRÁS

Rakitic, metido entre los dos centrales, era el encargado de iniciar las jugadas de ataque de los croatas, que solo tuvieron un lunar a lo largo del partido. Una distracción defensiva acabó en saque de esquina y de ahí el gol inesperado de Sokratis a la media hora de juego.

Parecía entonces que la eliminatoria podría equilibrarse. Fue un espejismo. Una falsa alarma que Perisic se encargó de desactivar al cabecear un centro de Vrsaljko desde la autopista que se encontró por la derecha solo tres minutos después.

El intermedio no cortó el ritmo de Croacia que intensificó más, si cabe, su dominio sobre una selección griega superada en todas las líneas.

Lo aprovechó Kramaric para ampliar la ventaja local tras otro error garrafal de la zaga visitante. Esta vez de Stafylidis.

El empeño de los croatas por ampliar su ventaja se quedó ahí, en un intento, porque Grecia se afinó en el cuarto de hora final cuando con la entrada de Bakasetas su seleccionador rectificó y colocó a una defensa de cuatro.

Incluso Grecia estuvo a punto de marcar su segundo gol en una llegada aislada en el minuto 90, justo cuando Modric acaba de ser sustituido en medio de una gran ovación, con un cabezazo de Papadopoulos que Subasic resolvió con eficacia.


Extraída de Sport.es

Siguiente Más