Feb 28, 2018 - 10:19:00 am

Candidatura norteamericana por Mundial 2026 pierde fuerza

El apoyo por la candidatura encabezada por Estados Unidos por la sede del Mundial de Fútbol 2026 está más dividido de lo pensado inicialmente, de acuerdo con varias estimaciones de totales de votación que vaticinan a la candidatura de Marruecos no solo amenazando a la norteamericana, sino que termine superándola, según lo indicado a ESPN por múltiples altos ejecutivos del mundo del balompié ligados a la FIFA y las confederaciones continentales.

Estados Unidos no jugará el Mundial de Rusia este verano. No obstante, el poder organizar el torneo de 2026 en Norteamérica siempre había sido visto como un consuelo significativo. Ahora, a tres meses del Congreso de la FIFA previo a la celebración del Mundial, en el cual las 211 naciones miembros del cuerpo colegiado votarán para decidir una sede, incluso ese premio de consolación para los aficionados norteamericanos parece estar en duda.

Una derrota de su candidatura sería difícil de digerir para el contingente norteamericano. Después de todo, la percepción pública entre muchas personas en el mundo del fútbol ha sido que la candidatura presentada en conjunto por Estados Unidos, Canadá y México vencería fácilmente a la propuesta marroquí, proveniente de un país del norte de África con una población aproximada de 33 millones.

Sin embargo, de acuerdo con lo indicado por múltiples fuentes, una conjunción de eventos y circunstancias producidos en meses recientes, algunos relativos al fútbol y otros muy alejados del deporte, han hecho que el posible resultado sea mucho más complicado de predecir.

Un oficial en contacto regular con todas las confederaciones continentales estimó que Marruecos cuenta con el apoyo de gran parte de Asia y América del Sur, además de las federaciones de sus vecinos africanos, lo cual le daría una cifra superior a los 104 votos necesarios para asegurar la sede mundialista. Las cuatro naciones candidatas no pueden votar, mientras que la Federación Guatemalteca de Fútbol se encuentra actualmente suspendida.

Otros oficiales cuestionaron los cálculos que tienen a Marruecos en posición de fortaleza, expresando que, si bien el margen de victoria de la candidatura norteamericana podría ser menor de lo esperado, seguiría siendo la justa triunfadora con América, Oceanía, la mayor parte de Europa y ciertas zonas de Asia apoyándola.

La votación se producirá a pocos días del choque inaugural del Mundial 2018 entre Rusia y Arabia Saudita a celebrarse en Moscú. La sede del Mundial 2026 se anunciará el 13 de junio, siendo el 16 de marzo la fecha límite para presentar cualquier candidatura de última hora.

A pesar de la amplia disparidad entre ambas candidaturas en cuanto a recursos e infraestructura, es innegable que esta carrera está muy lejos de tener una conclusión definitiva.

Sunil Gulati, ex presidente de U.S. Soccer y actual jefe de la candidatura norteamericana, declinó discutir cualquier detalle específico de federaciones que le apoyen. Sin embargo, expresó en una entrevista que sería ingenuo el dar por seguro cualquier presunción con respecto al resultado.

Mundial 2026

“Nunca hemos dado nada por hecho con respecto a este proceso”, dijo Gulati. “Entendemos que en una elección competitiva (como lo es esta) hay muchos factores diferentes que inciden en una decisión”.

En este caso, estos factores diferentes realmente son el fiel de la balanza. Existe un componente técnico (el Mundial 2026 será el primero con una terna expandida de 48 selecciones, dándole mayor importancia a los estadios de un país y la vialidad e infraestructura de las ciudades sedes), y la superioridad de Estados Unidos en esta área queda fuera de toda duda.

La pregunta más difícil de responder para la candidatura norteamericana es algo sumamente básico: En este momento particular que vivimos, ¿querrá el mundo darle un presente agradable a Estados Unidos?

Antes de todo este proceso ya existía cierto recelo con Estados Unidos en ciertos rincones del mundo del balompié, particularmente en Sudamérica, donde varias federaciones nacionales se mantienen descontentas por la forma en la cual una investigación del Departamento de Justicia de ese país expuso la vasta red de corrupción entre sus ejecutivos.

Más recientemente, la candidatura norteamericana ha debido batallar con el actual sentimiento anti-Estados Unidos generado en gran medida por las acciones de la administración encabezada por el presidente Donald Trump. Estas acciones incluyen un veto migratorio que afecta en mayor medida a países árabes, además de los comentarios públicos que han reforzado estereotipos y los informes que indican el uso de malas palabras a la hora de describir países más pobres.

Cuando los ejecutivos de la candidatura norteamericana visitan oficiales federativos en un país extranjero, de acuerdo con fuentes, rara vez reciben preguntas con respecto a estadios u hoteles; por el contrario, se les pregunta si los Estados Unidos puede ser considerado un lugar amistoso con los extranjeros.

He allí el por qué la candidatura norteamericana, llevada a nivel de alta prioridad por el sucesor de Gulati, Carlos Cordeiro, luego de ser elegido presidente de la Federación de Fútbol estadounidense, está intentando destacar la presencia de México y Canadá de la mejor manera posible. Estados Unidos sería sede de la mayor cantidad de encuentros si esta candidatura se alza con el triunfo; no obstante, los organizadores están insistiendo en la idea que su candidatura es un gesto de unidad, concepto que consideran crítico en el actual entorno global. 

Al preguntársele sobre la forma en la cual la administración de Trump ha afectado los contactos en búsqueda de votos, Gulati no se refirió a incidentes particulares, pero indicó que “los gobiernos de los tres países involucrados, al más alto nivel, han apoyado ampliamente a la candidatura unificada y el deseo de organizar el Mundial de Fútbol en América del Norte”.

“La sociedad entre los tres países es una parte sumamente importante de nuestra historia, especialmente si consideramos lo que está ocurriendo en muchas partes del mundo”, prosiguió.

Las reglas del proceso de votación también conllevan una situación en la cual se podría considerar factores externos a lo deportivo. Previamente, las sedes mundialistas eran votadas por el Comité Ejecutivo de la FIFA, proceso que fue manchado por los casos de corrupción, lo cual llegó a su punto culminante en la cuestionada votación de 2010 en la cual Catar venció a Estados Unidos, convirtiéndose en la sede del Mundial 2022.

Ahora, todas las federaciones votarán de forma pública, lo cual mejorará la transparencia. Esa nueva realidad haría que los votos en bloque (por ejemplo, que todo África vote por Marruecos) más probable, ya que los casos atípicos no contarán con el velo que le confería un proceso privado. Cada voto deberá ser defendido de ahora en adelante, ante los miembros de una confederación continental, al igual que delante de otros oficiales que forman parte del liderazgo de ese país.

Fuentes indican que, desde hace tiempo, tenían la expectativa que esta carrera se definiera en sus días finales. La candidatura de Marruecos recientemente recibió un espaldarazo por parte del ex presidente de la FIFA Sepp Blatter, actualmente vetado del fútbol mundial al estar incurso en escándalos de corrupción. El país africano ha caído derrotado en cuatro intentos anteriores de conseguir la sede mundialista. Sin embargo, esta candidatura actual está siendo impulsada a toda marcha. Marruecos despachó 11 representantes al Congreso de la UEFA celebrado recientemente en Bratislava, Eslovaquia y, tal como lo indicó un ejecutivo, “no fueron allá para disfrutar del clima”.

La candidatura norteamericana también contó con presencia en la reunión de la UEFA y varios de sus oficiales harán apariciones similares en un evento de la Confederación Asiática esta primavera, para luego concentrarse en países específicos para hacer visitas estratégicas a votantes clave a medida que se acerque la fecha definitiva.


Extraída de ESPN

Siguiente Más