Ene 5, 2018 - 5:11:07 pm

Lucha de egos en Patriotas

Tom Brady y Bill Belichick son nombres que siempre van de la mano. En 17 añosesta dupla lo ha conseguido todo. Desde 2000, tienen siete apariciones en el Super Bowl y en cinco ocasiones lo ganaron; la última con uno de los regresos más asombrosos que el deporte ha visto. Pero no hay fecha que no llegue, ni plazo que no se cumpla y la dinastía de los New England Patriots pareciera estar acercándose a su fin.

Está claro que contra Nueva Inglaterra nada ha sido suficiente para detener la maquinaria ganadora que han construido desde la elección de Brady en el Draft del 2000. Ni el conflicto de los balones desinflados del 2015, ni las decisiones de los oficiales a su favor, ni el escándalo de espionaje de Belichick en el 2007, han podido alejar a los Patriots de los primeros lugares en la NFL.

Pero en esta ocasión, según Seth Wickersham de ESPN, podría haberse vertido lagota que derramó el vaso. La relación entre Brady, Belichick y Robert Kraft, dueño del equipo, pareciera haberse topado con una batalla de protagonismo. Más de una decena de empleados de New England avalan la situación que atraviesa la organización.

Son varias las cosas que han provocado roces en su relación. La constante presencia del entrenador y amigo de Brady, Alex Guerrero, es la primera, y es presumible que a partir de ella se hayan desatado las demás. También, los planes del quarterback para mantenerse en activo por otros cinco años más, apróximadamente; la forma de entrenar del head coach; y, por último, la constante pelea de egos por quién será el verdadero autor de esta historia.

La dinastía de los Patriots podría estar acabada

El método TB12

Junto con el personaje que funge como entrenador personal de Tom Brady, está el llamado "método TB12". Aquel surgió de la insistencia de Alex Guerrero para que el mariscal escribiera un libro donde se habla de su éxito para mantenerse "en buen estado físico y competitivo" a una edad avanzada.

Originalmente la presencia del body coach en las instalaciones del equipo no era ningún problema para Belichick, pero conforme pasaron los años, expone Wickersham, Guerrero fue ganando terreno en la franquicia. Llegaron al punto en el que, según las fuentes del artículo, los jugadores comenzaron a tratar sus lesiones con la clínica "TB12" en lugar de hacerlo con el staff médico del equipo.

En la investigación incluso se menciona que el acceso del mejor amigo del quarterback se fue restringiendo al punto de ser separado por completo de cualquier instalación del equipo.

El 2014 fue un año clave en este problema. En ese año el método de Brady fue lanzado al mercado. También, llegó Jimmy Garoppolo a los Patriots; quien se presumía podía suplir a Brady para estas fechas pero que fue vendido a San Francisco en noviembre del 2017. Y, la cereza del pastel, fue la victoria sobre los Seattle Seahawks en el Super Bowl XLIX; la cual representó el punto más alto en la carrera de ambos.

El método del "monje"

Sobre la manera de entrenar de Belichick el periodista menciona que, desde la llegada de Brady a New England, siempre ha sido una constante que en las reuniones post partido el mariscal no sea ovacionado por sus logros pero si recriminado por sus errores. Por años eso no parecía ser problema para el egresado de Michigan, pero al parecer su paciencia llegó a un límite.

Era de esperarse. En toda relación existen los problemas y en una que pone frente a frente al dúo de entrenador y jugador más ganador en la historia de la NFL, las personalidades tienden a destacar por encima de cualquier otra cosa.

Y esta temporada, revelan personas al interior del equipo, Brady se ha cansado del "cinismo" y mal trato de Belichick. Incluso se comenta que el jugador ha expresado su inconformidad ante la falta de reconocimiento del entrenador por sus buenas actuaciones. En todo el año, el quarterback no recibió ningun premio al jugador de la semana.

En busca de seguir en un nivel de élite

Tom Brady ha dado señales de estar perdiendo su nivel conforme avanza en edad. Suena loco pero así es. Con todo y que a los 40 años ganó su quinto anillo de Super Bowl, ya no es el mismo joven de antes. Lejos quedó aquel que a los 24 años salió en playera de manga corta en un juego contra los Raiders en el que la sensación térmica era de cero grados bajo cero.

Las críticas no han parado este año sobre el verdadero nivel del superestrella. Aunque se dice que está en la pelea por ser el MVP de este año, personas al interior del equipo revelaron que al mariscal se le nota mucho más apresurado en su forma de juego. En esa búsqueda por alargar su carrera, a Brady se le ha olvidado jugar inteligente y las lesiones lo han mermado en cosas tan comunes como tomar la mejor decisión en un pase.

Entonces, la relación entre las tres cabezas de la franquicia más ganadora de la NFL en el siglo XX está sensible. Seth Wickersham reveló que existía una reunión entre Brady, Belichick y Kraft para el mes de diciembre pero no se llevó a cabo. Es un secreto a voces que se vive en un ambiente de tristeza en Foxborough.

Y esta no es la primera ocasión que se da a conocer que hay problemas en el paraíso. Anteriormente también salió a la luz que, detrás de la salida de Jimmy Garoppolo y Jacoby Brissett, el head coach y el dueño del equipo habían tenido discusiones alrededor de la titularidad de Brady.

Resultado de imagen para brady jimmy g

El periodista Colin Cowherd, dio a conocer en un programa de radio que Belichick tenía contemplado sustituir al quarterback de 41 años por 'Jimmy G'. Ante ello, establece que Brady habló con Robert Kraft y fue el mariscal quien solicitó la salida de Garoppolo.

Todo parece estarse desmoronando en Nueva Inglaterra. Es probable que Bill Belichick y los coordinadores, Mike Patricia y Josh McDaniels, no continúen por largo tiempo en el equipo. No suena lejana la posibilidad de que todos decidan partir, en lugar de quedarse en un barco destinado a hundirse.


Extraída de Diario As

Siguiente Más