Abr 3, 2018 - 10:53:05 am

NFL controla peso, vida social, entre otras cosas de sus porristas

Aunque parezca un trabajo fácil o divertido, las porristas de la NFL deben de cumplir ciertas exigencias y reglas, si quieren mantenerse con una franquicia, como el control de su peso o vida social, entre otras cosas.

En un artículo publicado por el New York Times, se revela la conducta, el peso o el estilo específico que deben de tener las porristas, dependiendo el equipo para el que trabajan e incluso un caso de discriminación que actualmente enfrentan los Saints de New Orleans.

Porristas New Orleans Saints

Foto: Getty Images

Para ser más claros, los equipos que quieren tener porristas, porque hay algunos que no contratan como los Pittsburgh Steelers o los New York Giants, ponen ciertos puntos muuuy específicos que deben de cumplir, a veces se trata de ‘un peso ideal’, en otras ocasiones no pueden llevar piercings o tatuajes y en otras deben limitar su ‘vida social’.

Por ejemplo, los Baltimore Ravens se basan en un manual hecho en 2009 para mantener a sus porristas en el peso ideal y cada cierto periodo de tiempo, se les pesa para saber si se mantienen o si ya no pueden seguir.

Porristas Ravens

Foto: Getty Images

Otro ejemplo es el de los Santos de Nueva Orleans, que hace no mucho despidieron a una porristapor haber publicado una foto en Instagram, fuera de su horario laboral, que a ellos les pareció inapropiada.

Bailey Davis dice haber sido despedida por una foto en lencería en Instagram

Esta misma franquicia a veces les exigía a sus porristas vender un total de 20 calendarios antes de cada juego y si no lo lograban, tendrían que hacerlo durante el partido, caminando en las gradas entre los aficionados.

Los Saints por ahora se enfrentan a una demanda de Bailey Davis, porrista que rechazaron en enero y quien asegura que recibió un trato injusto, que terminaría siendo una degradación de la mujer por las reglas que deben de seguir.

Porristas Saints

Foto: Getty Images

Es increíble pero hay equipos que incluso quieren controlar las personas con las que salen o platican, el esmalte que usan en las uñas o las joyas que llevan puestas, todo esto por un sueldo que apenas supera el salario mínimo.

Lo peor de todo esto es que cuando una de ellas se queja, se le dice que es fácil de reemplazar y es cierto, porque hay miles de mujeres que ansían trabajar como porrista.

De acuerdo al mismo artículo, no todo es malo en la vida de una animadora, pues Flavia Berys, ex porrista de los Cargadores de San Diego, escribió un libro en el que reveló algunos secretos de la audición a la que fue, las reglas que siguió y todo el aprendizaje que le dejó esa experiencia.

“Aprendí mucho sobre cómo hablar con los medios, aprendí algunas reglas del profesionalismo, nos enseñaron como interactuar con el personal, con los jugadores y todo”, menciona.

El libro de Flavia Berys

La regla más estricta que tienen las animadoras, es que no pueden tener contacto alguno con los jugadores fuera del horario laboral, ni seguirlos en redes sociales, ni permitir que ellos las sigan, es más, si eso sucede deben de bloquearlos. Además no pueden publicar fotos usando su uniforme, según ellos para evitar cualquier tipo de acoso.

Jugadores y porristas de NFL

Foto: Getty Images

Hay mucho que cambiar sin duda y hay equipos que poco a poco se van adaptando, como Los Angeles Rams, que anunciaron que dos hombres formarán parte de su equipo de 40 bailarines, demostrando la apertura e igualdad que debe haber en todos lados.


Extraída de Sopitas

Siguiente Más