Feb 6, 2018 - 11:04:19 am

El austriaco-mexicano que sueña con jugar en las Chivas

En Austria, en el segundo equipo del Rapid Viena, un mexicano de 20 años busca ganarse su lugar desde la defensa, ya sea como central o lateral. Christian Ehrnhofer Rodríguez nació en dicho país europeo, pero es de madre mexicana. Su jugador a seguir es Sergio Ramos y tiene el sueño de alguna vez jugar para las Chivas y desde luego, para la Selección Mexicana.

Ehrnhofer siempre ha vivido en Austria, pero ocasionalmente viene a México para pasar las fiestas de Navidad. Al Rapid Viena llegó a los 13 años y ha evolucionado hasta llegar al segundo equipo que juega en la tercera división, aunque ya ha tenido algunos partidos de exhibición con la primera plantilla.

xC2z6a5wde.png

“Juego de lateral derecho y también puedo jugar como defensa central. Me gusta mucho jugar en esas posiciones. Mi fortaleza es correr, jugar con pasión, con corazón, para el equipo, para mis compañeros. Para mí es muy importante siempre ayudar al equipo”, analizó el zaguero austriaco-mexicano sobre sus características como jugador en entrevista con ESPN Digital.

El defensor tiene sus objetivos bien claros en Austria. Como meta primordial es consolidarse en el primer equipo y ganar títulos. La tendencia en dicho país es que los jugadores más destacados sean contratados por clubes de la Bundesliga de Alemania.

“El futuro cercano es jugar mucho en el primer equipo, primero subir a él y alcanzar unos títulos. Quiero jugar mucho ahí. “En Austria tienen una Primera División muy buena, sacan muy buenos futbolistas y puedes jugar mucho tiempo ahí y después dar el salto a un equipo de otro país como Alemania. El futbol es muy parecido al de Alemania. Se dice que somos el hermano chico de Alemania, así que la visión de los equipos austriacos es dedicarse a los alemanes. Son casi iguales, juegan con pasión y disfrutan el juego. Le echan muchas ganas en verdad. El futbol austriaco es bueno y vamos avanzando

Entre sus metas, aunque no lo piensa como algo cercano, igualmente está probarse un día en México con un equipo al que ha seguido desde niño, a pesar de la distancia y de vivir en otro país.

“Desde niño siempre fui fan de las Chivas de Guadalajara, ahí sí me gustaría jugar alguna vez. “Todavía no (quisiera jugar en México). Tengo en Austria una oportunidad muy buena en el Rapid y le estoy echando todas las ganas y después vamos a ver si se me da la oportunidad de jugar en México”, expuso.

A nivel selecciones, Ehrnhofer ha militado en algunas categorías del combinado austriaco, pero en ningún partido oficial, pero su ilusión pasa por jugar con México en algún momento, aunque entiende que debe destacar en su club para llamar la atención en un futuro.

“Una vez fueron mexicanos a Austria, pero no sé si me vieron a mí. Ojalá que me hayan visto y que sepan que hay un jugador joven en Austria y que juega en la tercera división y ahí estoy, si me quieren llamar, estoy listo para México”, compartió.

Con 20 años, el defensor austriaco-mexicano solo sueña con trascender con el Rapid Viena, un club que lo ha marcado desde pequeño por todo lo que representa en Austria.

“Es el equipo más famoso y tiene más seguidores en redes sociales y en todo el país. Si preguntas a un aficionado a qué equipo le va, dirá que al Rapid Viena porque tiene una historia muy extensa, tenemos 32 títulos, somos los más ganadores. Es un equipo increíble, es como una familia. Tenemos tres palabras para identificarnos como equipo: juntos, luchar y ganar. Eso es desde los niños chiquitos de seis años hasta el primer equipo. Eso hace que nos juntemos más”, contó.


Extraída de ESPN

Siguiente Más