May 25, 2018 - 4:00:00 pm

El camino hacia la transformación digital

La transformación digital que comenzó en el 2007 con un viaje que significó un cambio de mentalidad y la adopción de nuevas formas en las que estábamos haciendo negocios, haciendo un mejor uso de la tecnología. El objetivo era estar mejor comunicados, ser mucho más productivos además de alcanzar canales y clientes que anteriormente no estaban en el alcance de las operaciones. Las empresas se enfocaron en generar espacios y oficinas que estaban virtualmente conectadas para reducir costos, se enfocaron en mejorar la tecnología necesaria para ordenar y analizar grandes cantidades de datos, con el fin de generar nuevas tendencias, análisis de información a gran volumen lo que ahora es conocida como Data Mining. Así se empezó adoptando la era digital, pero ¿qué significa realmente iniciarse en una transformación digital?

Muchos podrían creer que hablar de transformación digital es sinónimo de hablar exclusivamente de cables y líneas de código, dejando de lado el proceso más importante antes de invertir en software o hardware, identificar en qué parte del camino hacia la transformación digital se encuentra nuestra compañía, Por ejemplo, el cuestionarse acerca de ¿cuáles son las capacidades digitales de la empresa?, ¿cómo se mide su coeficiente intelectual digital?, ¿dónde están actualmente y en dónde debería estar su empresa digitalmente?, estas preguntas no son para tomar la decisión de invertir en una tecnología, software o una implementación de ningún tipo, se trata de un ejercicio introspectivo con el fin de identificar las estrategias digitales, móviles y sociales que lleven a una compañía a ser más competitivas.

El enfoque en llevar a cabo esta transformación impulsa los mapas de ruta y metas no sólo de un área, función, proceso o sistema específico, sino que cubre las funciones de todos los objetivos de la compañía y áreas, tales como marketing, ventas y recursos humanos, ya que la digitalización debe de verse desde un punto de vista de impacto macro en los negocios.

El enfoque en llevar a cabo esta transformación impulsa los mapas de ruta y metas no sólo de un área, función, proceso o sistema específico, sino que cubre las funciones de todos los objetivos de la compañía y áreas, tales como marketing, ventas y recursos humanos, ya que la digitalización debe de verse desde un punto de vista de impacto macro en los negocios.

Todo este análisis previo ayuda a dictar dónde debería empezar el viaje. Uno de los primeros pasos es el cambio de mentalidad para considerarse a sí mismos como una compañía tecnológica, independientemente de si se trata de un minorista, una empresa de bienes de consumo o una empresa orientada a los servicios. Ser impulsado digitalmente a veces parece ser la tierra prometida para las empresas con una visión del futuro, sin embargo, debe ser el foco principal para comenzar una transformación en todos los niveles.

Las empresas que cambiaron su forma de pensar hace un par de años, hoy están trabajando con Inteligencia Artificial, Analítica Avanzada y veracidad de los datos, Machine Learning, Experiencias Orientadas al Cliente y tendencias como el “Internet of Thinking”, reduciendo drásticamente los tiempos para lanzar productos o aplicaciones al mercado. La velocidad de la producción y el poder desarrollar a gran escala son factores que se deben tener en cuenta para seguir siendo relevantes en el exigente mercado de hoy, aprovechando y utilizando metodologías como Agile y DevOps, es como los clientes llegan a lograr el éxito en su camino.

El que las personas tengan acceso a mucha información literalmente al alcance de sus manos a través de dispositivos inteligentes, representa innumerables oportunidades para las empresas que hayan adoptado su cambio con agilidad y se hayan aventurado a modificar sus procesos y mentalidad para hacer negocios. Estas compañías serán las que puedan generar ingresos, márgenes considerables de beneficio y lograrán una mejor y más cercana relación con sus clientes.

Esta ruta está marcada a través de un camino que parece no acabar con el surgimiento de nuevas tendencias tecnológicas, así que el primer paso es la adopción de un cambio de mentalidad de que el camino es de constante cambio y exige una gran flexibilidad para los procesos, personas y productos. Con esta visión hacia delante de lo posible, con las experiencias del pasado de la adopción, pero siempre con el cliente final en mente, será la forma en que la transformación digital tendrá éxito.


Extraída de Forbes

Siguiente Más