Este contenido fue extraído de www.milenio.com

El gobierno cierra la cortina. ¿Y luego? | Carlos Puig

Estos son los cambios de titulares de dependencias para este último tramo del sexenio: Pemex, IMSS, Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Hacienda, su unidad de inteligencia financiera, Gobernación y buena parte de sus subsecretarías, Educación, Cisen, PGR y su fiscalía electoral, la Secretaría del Trabajo, el Banco de México, la Secretaría de Desarrollo Social… Y si uno hace caso a la rumorología, puede ser que pronto haya nuevos titulares de Comunicaciones, Sedatu y Agricultura.

Cada uno de esos titulares traerá a sus asesores, secretarios particulares, asistentes, gentes de confianza para ocupar subsecretarías o direcciones generales o jefaturas de unidad.

Baraja nueva, pues. Para nueve meses del 2018.

No quiero hacer ningún juicio aquí sobre las capacidades individuales de ninguno de los individuos con nueva chamba, pero…por favor.

Decía Alfonso Navarrete Prida ayer que no son tiempos de improvisar y pues tiene razón, ni modo que ahora lancen un gran nuevo programa para arreglar, por ejemplo, la seguridad; pero el problema no es ese, primero van a tener que encontrar dónde están los pasillos, qué elevador tomar para llegar a su oficina, cómo funciona lo de sus teléfonos, cómo se abren los cajones, de qué se trata la dependencia que ahora dirigen, dónde está el baño, cuánta gente trabaja con ellos, quiénes son… Eso, asumiendo que alguien que ayer hacía inteligencia financiera sabe de espionaje, o alguien que ayer sabía de ley laboral sabe de…desastres naturales y el que ayer sabía de derechos humanos mañana sabe de lo de los sindicatos y eso.

Para cuando se enteren de todo esto, pues ya serán las elecciones y entonces tendrán que dedicarse a lo de la transición y estarán restringidos, por ley, para ejercer presupuesto, en fin.

Tal vez me equivoco, pero no recuerdo un gobierno que por lo electoral haya tirado la toalla de esta manera en el último año de gobierno. Un último año con problemas y riesgos económicos, con una crisis de seguridad y violencia de magnitudes históricas, con una polarización como la que hoy vivimos.

Nada de eso parece importar.

Unos meses para administrar. Lo que importa es la elección, los futuros personales. El resto qué…

Twitter: @puigcarlos

Siguiente Más