Ago 24, 2018 - 11:20:56 am

El recorte presupuestario debe ser con bisturí : México Evalúa

Las reformas al gasto público son necesarias sobre todo después de años que se han expandido de forma desmedida. Sin embargo, las medidas anunciadas por Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, dan la impresión de tratarse de “recortes con sierra y no con bisturí”.

Así lo señaló Edna Jaime, directora general de México Evalúa, organización civil que se enfoca en la evaluación y monitoreo de la operación gubernamental; quien también apuntó la importancia de hacer una evaluación profunda a los programas presupuestales del gobierno.

“Cuando haces una intervención con bisturí es porque sabes en dónde están los excesos, porque ya está analizada en dónde está la redundancia, sabes dónde no hay resultados, en dónde hay programas presupuestales que no sirven, tienes un tablero que te indica en donde está lo que sobra”, advirtió la especialista en política pública.

Entre los 50 lineamientos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de una política de austeridad que se proponen en el nuevo gobierno se establece que se reducirá la estructura de confianza en 70% de personal y del gasto de operación, la eliminación de privilegios a funcionarios públicos, gastos médicos y la disminución de sueldos a altos funcionarios públicos a la mitad.

Asimismo, el plan presentado por López Obrador advierte que ningún funcionario podrá utilizar aviones o helicópteros privados, se cancelarán las pensiones a los expresidentes, no se utilizarán vehículos y otros bienes públicos para asuntos particulares y la reducción a 50% del gasto en publicidad del gobierno.

Si bien estas medidas podrán generar ahorros presupuestarios, las medidas pueden calificarse más como un corte con “sierra”, advirtió Jaime.

“Espero que haya algún tipo de análisis de cómo deben ser reestructuradas las distintas dependencias, pero me parece que en ese recorte con sierra puede generar efectos no deseados. Por ejemplo, perder a buenos funcionarios públicos, que van a ver en la merma de sus ingresos un incentivo para permanecer en el servicio público y eso tiene un costo para el desempeño de la administración pública”, señaló.

En ese sentido insistió en la importancia de hacer una evaluación profunda del destino del gasto gubernamental y los resultados, sobre todo de los programas a los que más se destinan recursos.

Recordó que durante la administración de Enrique Peña Nieto se planteó  integrar el presupuesto base cero con el objetivo de hacer una revisión de la estructura de administración pública, revisar el catálogo de programas presupuestales y establecer las áreas en donde se integró personal extraordinario.

El presupuesto Base Cero es una metodología de planeación y presupuesto que trata de reevaluar cada año los programas y gastos de una organización y aunque Jaime consideró al equipo que se integrará la Secretaría de Hacienda y Crédito Público -dependencia encargada de la integración del Paquete Económico gubernamental-, recordó que hasta el momento no se han referido a la integración de un ejercicio similar.

“Ciertamente, nunca se ha planteado el tema de presupuesto base cero, la propuesta fue recortar porque fue una promesa de campaña y el simbolismo político de cortar el sueldo al presidente es mucho más alto que hablar de presupuesto base cero y lo que hemos visto del presidente electo es que es fiel a sus propuestas de campaña, pero quisiéramos más en materia de gasto”, afirmó.

Además, afirmó que para generar mayor crecimiento económico la próxima administración debería invertir en salud, educación e infraestructura física, tres rubros que fueron recortados durante los últimos años de la administración de Enrique Peña Nieto.


Extraída de Forbes

Siguiente Más