Nov 2, 2017 - 11:32:39 pm

Es Chihuahua el cuarto estado con menor esperanza de vida

Superado por Chiapas, Guerrero y Oaxaca, el estado de Chihuahua se ubicó como la cuarta entidad con menor esperanza de vida.

En 2016 se registraron 22,416 defunciones según los datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía (INEGI) por parte del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) la Dirección General de Información en Salud.

El indicador resume las condiciones de mortalidad en una sociedad y su tendencia permite evaluar el mejoramiento del estado de salud de una población.

Del total de las muertes el 58 % fueron del sexo masculino y el 42% del femenino. Desglosando las causas el 20.2 % falleció a causa de enfermedades del corazón, 12 % por tumores, 11.2 % diabetes, 7.7 % accidentes, 6.8 % homicidios mismo porcentaje que por alguna agresión, el 4.2 % fue muerte infantil mientras que el 31.1 % no hubo datos concretos o simplemente se determinó como otras causas.

A nivel nacional respecto a las estimaciones del INEGI en 1950 la población de México vivía en promedio 49.7 años, y más de la tercera parte (34.6%) moría por enfermedades infecciosas y parasitarias; en 2016, de las 685 mil 763 muertes sólo 2.3% se vincula a esta causa, mientras que la esperanza de vida de la población aumentó a 75.3 años para 2017.

2pBglfby57.jpeg

Entrando en materia al propio “Día de Muertos" que se celebra hoy 2 de noviembre, los cementerios de la ciudad se observaron en su máxima capacidad de visitantes, en donde los asistentes llevaron ofrendas para recordar a aquellas personas que físicamente desaparecieron del mundo terrenal más no en el alma.

Una característica primordial en tal celebración es la flor de “cempoalxóchitl" la cual es llevada a las tumbas con mayor profusión. La producción de dicho elemento fue de 226.8 toneladas en Chihuahua durante el 2016.

La tradición nos indica que los mexicas las comenzaron a utilizar con la intención de adornar las tumbas pues pensaban que la flor podía guardar en sus corolas el calor de los rayos solares y así iluminar el camino de retorno a los difuntos.

Entonces en la celebración, la muerte no remite a una ausencia sino a una presencia viva. En una metáfora: quienes hoy ofrendan a sus muertos serán en el futuro invitados a la misma fiesta.

Siguiente Más