Oct 15, 2018 - 10:43:50 am

Este mexicano quiere cambiar la forma de las tarjetas de crédito a nivel global

Manuel Piñuela Rangel es un mexicano egresado de la carrera de ingeniería en Eléctrica y Electrónica de la Universidad Nacional Autónoma de México y está a punto de cambiar a las tarjetas bancarias en todo el mundo.

Los próximos plásticos de pago podrían ser inteligentes gracias a Freevolt, un desarrollo de su empresa, Drayson Techonogies. Se trata de una herramienta con múltiples aplicaciones que permite cargar dispositivos de bajo consumo de energía utilizando ondas de radiofrecuencia dispersas en el ambiente.

En entrevista, explicó el funcionamiento de esta innovación, en un comienzo, aplicable a las tarjetas bancarias:

“Puedes utilizar tu tarjeta de crédito y débito con un sistema contactless, (o pago sin contacto). Te acercas a la terminal y en lugar de utilizar tu PIN, pasas el plástico”, explicó. El sistema, de momento, cobra hasta un máximo de 30 libras en Reino Unido por cuestiones de seguridad.

“Aunque Freevolt permite cargar de energía a casi cualquier dispositivo electrónico de bajo consumo, siempre y cuando haya suficiente energia de radio frecuencia, encontramos una aplicación con las tarjetas de crédito que ya se encuentra en uso en Estados Unidos y tiene alrededor de 5 años en Europa y China”.

La tecnología puede reforzar su seguridad, aseveró Manuel, implementando un lector de huellas digitales en el plástico, ambos funcionales gracias a su tecnología de carga remota, por lo que el pago solo quedaría habilitado si el propietario lo desea.

Sobre si el sistema llegará a México, dijo Manuel, la llegada de este tipo de tarjetas de crédito inteligentes es posible, aunque no necesariamente sucederá el próximo año.


Crecimiento de Drayson Technologies

Manuel se encuentra en Reino Unido donde su proyecto ha atraido a inversionistas alrededor del mundo.

Su apuesta es vender licencias por el uso de los desarrollos, Freevolt es aplicable a tarjetas bancarias, pero sus posibilidades no se limitan a ello, afirmó Manuel Piñuela.

“Las proyecciones que tiene la compañía para manejar el capital recaudado se utilizará para mejorar la tecnología.

Con el capital invertido continuaremos desarrollando la tecnología, para que cada vez se vuelva más relevante a más aplicaciones. Constantemente estamos actualizando la herramienta”.

Para el mexicano, el desarrollo de patentes significa un modelo de negocio rentable a nivel global que posiblemente no es explotado del todo en nuestro país.

“Veo que hay un problema en general, no solo en México, también en Latinoamérica y Europa, hay un estigma de que las patentes no siempre son un modelo de negocio rentable. Por lo que es necesario que los emprendedores comiencen a pensar en levantar capital con base en la propiedad intelectual”, dijo.


Extraída de Excélsior

Siguiente Más