Mar 1, 2018 - 11:00:00 am

En este empleo puedes ganar hasta 6 veces más que un arquitecto o un médico

Las crisis representan oportunidades, lo mismo pensó Hugo de la Torre, pequeño empresario que ante el mal desempeño de la compañía de comunicación y medios que dirigía, vio nuevos horizontes en el anuncio de venta de una casa.

Sin tener experiencia o conocimiento alguno en el sector de bienes raíces y atraído por el interés de hacer dinero con la venta de propiedades que no pierden su valor con el tiempo, empezó su carrera como corredor inmobiliario.

Cinco años después encabeza su propia firma: Contacto Inmobiliario, que se especializa en la venta de residencias en destinos turísticos de México.

Él como otros mexicanos han visto la oportunidad de hacer carrera en este negocio y ganar hasta 100 mil pesos mensuales con la venta de una sola propiedad con valor de 2 millones de pesos, alrededor de 6 veces más de lo que percibe un arquitecto, químico, médico o ingeniero en minería y extracción, que en promedio ganan 14 mil 971 pesos en igual periodo, de acuerdo con expertos del sector y el portal del Observatorio Laboral.

“En la capital del país, la comisión que se acostumbra ronda del 4 al 6 por ciento sobre la venta. Para alguien que se dedique al negocio inmobiliario de tiempo completo, puede llegar a ganar hasta 100 mil pesos mensuales en la compra y renta de bienes raíces”, puntualizó Alejandro Kuri, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

Según fuentes consultadas, los requisitos para entrar al negocio inmobiliario no están estandarizados, pues como tal no hay una carrera para entrar en este segmento, pero sí se requiere de algunas aptitudes básicas que sirvan como herramientas al momento de vender.

Los requisitos para ser corredor inmobiliario son tener entre 25 y 35 años, facilidad de palabra y convencimiento, buena presentación, ganas de emprender y al menos al comienzo, una fuente fija de ingresos, debido a que una venta toma entre 6 meses y un año.

Actualmente la AMPI impulsa la profesionalización del sector, con cursos y diplomados para que de esta forma se acredite este oficio de manera legal.

Óscar Navarro, gerente comercial de Coldwell Banker, mencionó que la curva de aprendizaje en el negocio toma de 12 a 18 meses, pero la primera venta puede llegar después del primer semestre, con una ganancia que fluctúa dependiendo del valor de la propiedad, pero que generalmente es de entre 5 y 6 por ciento de comisión.

“Hay que tomar en cuenta que el mercado inmobiliario no es seguro y por lo menos se tarda unos seis meses, sino es que más, en realizarse alguna transacción que se traduzca en ganancia para el corredor de bienes raíces. Si tomamos en cuenta que el ejercicio y el trámite puede durar algunos meses, antes de que se firme el contrato, fecha en la que se paga el bien raíz”, aseguró Navarro.

En el 2017 el tiempo promedio para la venta de inmuebles en la Ciudad de México fue de un año con dos meses, de acuerdo con el reporte de la empresa de valuación inmobiliaria Tinsa, que mide la velocidad de venta en la zona metropolitana del Valle de México.

Sin embargo, las ganancias de los profesionales inmobiliarios aumentan año con año ante el incremento en el precio de la vivienda. En los últimos cuatro años se encareció 6.3 por ciento en promedio, según la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

En tanto, el número de profesionales inmobiliarios registrados ante la AMPI reportó un crecimiento anual de alrededor del 30 por ciento, según datos de la Asociación.

BABkA7iBol.jpg


Extraída de El Financiero

Siguiente Más