Gobernar ¿para qué? | Luis Rubio

La apuesta debe ser por un sistema educativo radicalmente distinto al existente y a un sistema político abierto porque ningún gobernante, ni el presidente más sabio y consumado, tiene la capacidad, o la posibilidad, de entender esa enorme y cambiante complejidad.

Mira el contenido original desde mexicoevalua.org
Siguiente Más