Ago 24, 2018 - 10:20:41 am

Instagram sigue causando problemas en los smartphones modernos

Instagram, adquirida por Facebook en el año 2012, tiene un serio problema con las pantallas de formato 18:9 (y similares).

Las historias, uno de los formatos más populares del servicio, no son mostradas correctamente en aquellos productos con pantallas de formato diferente al clásico 16:9. Y la situación, por desgracia, no ha progresado en absoluto desde que, en febrero de 2017, comenzasen a ganar protagonismo formatos como el 18:9.

Aplicando recortes

Cuando una persona genera una historia en Instagram, esta siempre adopta un formato de 16:9. Al reproducirla en un teléfono cuya pantalla presenta la misma proporción, el contenido se muestra exactamente igual que la captura original. Sin embargo, en las pantallas con formato 18:9 —ligeramente más altas—, la aplicación ajusta la proporción del contenido y aplica recortes en los laterales de la imagen. Esta mala praxis, evidentemente, implica una serie de compromisos.

El más evidente es la pérdida de contenido e información, pero también afecta a la nitidez de la captura, que se ve disminuida en el proceso de reajuste automatizado. El problema afecta a todos los teléfonos con una pantalla de formato diferente a 16:9. Entre ellos se encuentran equipos de alta gama, como el Galaxy Note 9, y productos de coste reducido y gran popularidad, como el Xiaomi Mi A2. Sin embargo, lo más preocupante es que, considerando la evolución del sector, cada vez serán más los afectados.

El iPhone X, la única excepción

Resulta curioso que la mala praxis de Instagram no se replique en el iPhone X, cuya pantalla también se aleja de los tradicionales 16:9. En el teléfono de Apple, Instagram no realiza ningún recorte a los contenidos. El sistema es mucho más eficiente: simplemente añade unas regiones oscuras tanto por encima como por debajo del contenido.

La historia no se recorta y el contenido que comparte el emisor es exactamente igual al que recibe el receptor. Observando la trayectoria de la industria y la llegada de teléfonos con nuevos formatos de pantalla (no solo 18:9), la solución aplicada en el iPhone X parece la más acertada para asegurar una buena experiencia a través de los múltiples equipos que acceden a Instagram cada día.

¿Es intencionado?

La diferencia entre el tratamiento aplicado en un iPhone X y el empleado en los teléfonos Android podría conducir a una conclusión errónea: Instagram aún no ha adaptado su aplicación a las pantallas de formato diferente a 16:9 —lo cual, dado el lapso de tiempo transcurrido, sería igualmente preocupante—.

Sin embargo, el equipo de desarrollo de la aplicación sí adaptó el funcionamiento de su software mediante una actualización emitida en 2017. Teléfonos como el Samsung Galaxy Note 9, que permiten determinar qué aplicaciones trabajan en formato 18:9, ya identifican a Instagram como una de las ya adaptadas al nuevo formato. La situación, por lo tanto, invita a concluir que el tratamiento de la imagen aplicado en los teléfonos con Android es algo intencionado por parte de su equipo de desarrollo.

Desafortunadamente, no hay ninguna forma de alterar fácilmente el tratamiento de la imagen. Los foros de Samsung, uno de los principales impulsores de las pantallas con formato 18:9, están repletos de hilos relacionados con el malfuncionamiento de Instagram, y en todos ellos los clientes reconocen tener las manos atadas ante esta situación.


Extraída de HiperTextual

Siguiente Más