La corrupción de los privados, la responsabilidad de las empresas | Max Kaiser

Es difícil imaginar a las personas con las que se trabaja todos los días como capaces de cometer un ilícito. No se trata tampoco de ver en cada empleado a una amenaza en potencia. Pero el riesgo existe.

Mira el contenido original desde imco.org.mx
Siguiente Más