Ene 8, 2018 - 10:30:00 am

La inflación no cedió en 2017 y no lo hará en 2018

Desde 2016 la inflación mostró una tendencia al alza, en gran medida por el entorno externo complejo asociado principalmente al proceso electoral en Estados Unidos, pero el alza inflacionaria se exacerbó en enero de 2017

El 7 de septiembre de este año, durante la celebración del III Foro Internacional de Inclusión Financiera, Agustín Carstens, entonces gobernador del Banco de México (Banxico), afirmó que la inflación había alcanzado su nivel más alto y debería empezar a bajar hasta alcanzar objetivo de 3.0%.

En aquel momento, Carstens se refirió al máximo histórico en agosto de este año cuando la inflación registró un nivel de 6.66%, mismo que disminuyó a 6.35% un mes después.

Pero las predicciones del ahora gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS), no sólo no se cumplieron si no la inflación volvió a repuntar hasta alcanzar el nivel más alto en los últimos 16 años durante la primera quincena de diciembre de 6.69%.

De acuerdo con la minuta de la última reunión de política monetaria de la Junta de Gobierno de Banxico, el panorama para la inflación en el país se ha tornado más complejo y anticiparon que la inflación general anual de 2017 será mayor a 6.63% y se espera que “alcance niveles cercanos al objetivo a finales de 2018".

Desde 2016 la inflación mostró una tendencia al alza, en gran medida por el entorno externo complejo asociado principalmente al proceso electoral en Estados Unidos, que generó un aumento de la volatilidad en los mercados financieros nacionales y una depreciación adicional de la moneda al conducir a un entorno de incertidumbre respecto a la relación bilateral de México con el país gobernado por Donald Trump.

Pero el alza inflacionaria se exacerbó en enero de 2017 principalmente por el efecto de la liberalización en los precios de los energéticos en el país y más tarde por choques de diversa índole que impactaron la inflación subyacente.

De acuerdo con el Informe Trimestral de Julio-Septiembre de 2017, que se presentó en el 22 de noviembre de 2017, último al que asistió Carstens como gobernador del banco central mexicano, incrementos en la tasa de interés de referencia que este Banco Central comenzó a implementar desde diciembre de 2015 y que, dado el rezago con el que dichos ajustes se manifiestan sobre la inflación, se ha empezado a reflejar recientemente en menores niveles, tanto de la inflación general, como de la subyacente.

En enero se registró en 4.72% el Índice Nacional de Precios y Cotizaciones general anual, en tanto que el subyacente fue de 3.84% y el no subyacente ascendió a 7.40%.
En febrero el índice general anual aumentó a 4.86%, el subyacente se registró en 4.26% y el no subyacente en 6.71%.

Durante el tercer mes de 2017, la inflación anual general se calculó en 5.35%, la subyacen de 4.48% y en 8.02% la no subyacente.

La tendencia al alza continuó en abril de este año con una inflación general de 5.82%, la subyacente al ubicarse en 4.72 y 9.25% la no subyacente; en tanto que en mayo superó la barrera de los seis puntos porcentuales con un INPC general anual de 6.16%; el subyacente en 4.78% y el no subyacente de 10.60%.

El sexto mes del año la inflación se ubicó en 6.31%, la inflación subyacente en 4.83% y la no subyacente en 11.09%; en tanto que en julio se calculó una inflación general anual de 6.44%, la subyacente de 4.94% y la no subyacente en 11.27%.

En agost0 se calculó en 6.66% la inflación general anual, la subyacente en 5.00% y la no subyacente en 11.98%.

Septiembre fue el primer mes con tendencia a la baja con inflación general anual de 6.35%, la subyacente de 4.80% y la no subyacente de 11.28%; en octubre volvió a repuntar con 6.37%, inflación subyacente de 4.77% y la no subyacente de 11.40%.

En noviembre la inflación general anual se calculó en 6.63%, la subyacente en 4.90% y la no subyacente en 11.97%.

Las cifras publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en la primera quincena de diciembre la inflación anual se incrementó a 6.69%.

Ya instalado como el nuevo gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, continua con el discurso de su antecesor al asegurar que la inflación del país comenzará a bajar en enero del 2018, encaminándose en su meta objetivo.


itdkk2grnz.png

El examen de la situación económica de México correspondiente al cuarto trimestre de 2017, elaborado por Citibanamex, considera que el pronóstico de inflación de Banxico de que la inflación llegaría a su meta de 3% en el 2018, no es creíble.

Además, el consenso de analistas de ese banco modificó al alza su estimado y ubica incluso por arriba del rango superior de la banda de tolerancia de Banxico de 4%.


Extraída de Forbes

Siguiente Más