Oct 30, 2017 - 8:32:11 pm

Agustín Lara: músico, poeta y leyenda

A través de sus melodías, Agustín Lara se ha convertido en un patrimonio cultural de México para el extranjero, ya que su obra musical ha hecho cantar a millones alrededor del mundo y se mantiene vigente a través de diferentes interpretaciones de artistas de la talla de Plácido Domingo, Andrea Bocelli, así como de sus compatriotas Pedro Vargas, Javier Solís y Vicente Fernández, sólo por mencionar algunos. Este lunes se conmemoran 120 años del nacimiento del inolvidable “Flaco de Oro”.

Aunque nació en la Ciudad de México con el nombre Ángel Agustín María Carlos Fausto Mariano Alfonso del Sagrado Corazón de Jesús Lara y Aguirre del Pino, Lara tomó sólo uno de sus nombres y se identificó toda su vida como un veracruzano que se embarcó en la música a pesar de las negativas de su familia, y quien forjó su sello musical en los cabarets y centros nocturnos, aunque ello le costó recibir un navajazo que marcó su rostro. En 1930 irrumpió en la radio con el programa “La Hora Íntima de Agustín Lara”, con artistas como Toña La Negra y Pedro Vargas, a quienes consideró “sus cantantes oficiales.”

Destacó al ser un compositor multifacético, ya que escribió melodías como Amor de mis Amores, Farolito y Arráncame la Vida; demostró su amor a la fiesta brava con 30 canciones de la llamada Suite Española como Madrid, Murcia, Sevilla y la famosa Granada con la voz de Alejandro Algara. De la misma forma, hizo historia al musicalizar Santa, la primera película sonora mexicana en 1931, además de aparecer en 30 películas, entre ellas Pecadora, La Mujer que Yo Amé y La Faraona.

Su personalidad como bohemio, parrandero, mujeriego y romántico sin remedio lo relacionó con varias mujeres durante su vida, pero su gran amor fue María Félix “La Doña”, cuyo breve matrimonio entre 1945 y 1948 no fue impedimento para escribirle varios temas, siendo la inolvidable María Bonita la más destacada. Durante aquella época logró gran reconocimiento internacional con sus giras y se relacionó con figuras como Frank Sinatra y Edith Piaf.

Agustín Lara falleció en 1970, a los 73 años, y sus restos fueron depositados en la Rotonda de las Personas Ilustres, en donde se reconoció su aportación a la cultura mexicana por medio de sus composiciones. Hoy en día, cantantes de la actualidad mantienen viva la obra musical del inolvidable Flaco de Oro y también conocido como ''El Músico Poeta'', responsable de musicalizar a México ante el extranjero y cuyos sonidos perduran a 120 años de su nacimiento.


Nota extraída de El Horizonte

Siguiente Más