Jun 22, 2018 - 5:30:00 pm

Jurassic World: Fallen Kingdom, poca imaginación en una franquicia millonaria

Jurassic World: Fallen Kingdom se perfilaba para ser uno de los grandes blockbusters del verano, pero hasta ahora, la crítica está dividida entre si es una película más de ciencia ficción o si los elementos favorables del filme son suficientes para salvarla del desastre.

Hasta ahora, el rating de Rotten Tomatoes tiene un 55 por ciento de votaciones en contra, algo poco sorpresivo en vista de que la dinámica no cambia en esta quinta entrega. De hecho, durante la mayor parte de ella puede verse a los personajes corriendo de un lado a otro de los feroces dinosaurios. ¿Y qué hay de nuevo?

Esta vez, Claire Dearing (Bryce Dallas Howard) y Nick Van Owen (Chris Pratt) emprenden la aventura para intentar salvar a los dinosaurios de Isla Nublar, mismos que se encuentran en peligro por la erupción de un volcán. Durante la expedición, el par se ve envuelto en una conspiración que podría poner en riesgo a la raza humana.

En general, Jurassic World: The Fallen Kingdom es un filme 'palomero', cuyo mayor reconocimiento debe ser haberse convertido en uno de los mejores de la franquicia, pero sin la capacidad de convertirse en algo trascendental.

Pero hay un par de cosas que destacan de entre el resto. Una de ellas es la actuación de Chris Pratt. Recién aparecido en Avengers: Age of Ultron, Pratt regresa en busca de Blue, el pequeño dinosaurio que entrenó años atrás. Al final, su interpretación termina en la de un hermano mayor/protector/héroe romántico, que llega a salvar el día, pero en todas sus facetas resulta creíble y genuino.

Por su parte, el segundo hecho a resaltar es la historia cargada de un poderoso mensaje, que si bien tiende a forzarse por momentos en la historia, es temporalmente atinado. El cuestionamiento sobre la importancia que debe darse a un clon con respecto al ser humano es tan importante como plantear la idea de que jugar con la genética de forma artificial puede terminar con la vida como la conocemos.


Extraída de Life and Style

Siguiente Más