Nov 6, 2018 - 11:39:31 am

Maseca defiende el uso regulado del glifosato; Alemania perfila vetarlo

Luego de que un estudio estadounidense hallara el herbicida glifosato en muestras de harina de maíz de Maseca, la empresa Gruma defendió el uso regulado y monitoreado del químico; ahora, Alemania se prepara para vetarlo.

La ministra de Medio Ambiente del país europeo, Svenja Schulze, informó que tiene previsto aplicar nuevas condiciones para la aprobación de pesticidas y tratará de fijar una fecha para poner fin al uso de herbicidas basados en el glifosato, el cual es fabricado por Monsanto, firma recientemente adquirida por Bayer.

Estos productos están en el centro de un acalorado debate en Europa y Estados Unidos sobre si causan o no cáncer.

El partido de la canciller Angela Merkel y sus socios de coalición del SPD acordaron en febrero limitar el uso del glifosato, con el objetivo de acabar por completo con la utilización de productos que lo contienen, pero no fijaron un calendario.

Schulze, del partido socialdemócrata de centroizquierda del SPD, dijo este martes que quieren impulsar la retirada del químico y para ello pondrán una fecha límite.

“Si se usan otros pesticidas en lugar del glifosato, quizás incluso más dañinos, el medio ambiente no estará mejor”, dijo Schulze y añadió que el Ministerio de Medio Ambiente exigirá nuevos requisitos de conservación de la naturaleza para el proceso de aprobación.


Una prohibición del químico de Monsanto resultaría en más labranza y pondría a los agricultores alemanes en una desventaja competitiva, dijo Helmut Schramm, director de Bayer CropScience en Alemania.

“Desafortunadamente, el debate sobre el glifosato en Alemania está determinado por intereses políticos y no por una visión científica sólida. El glifosato es un producto seguro, eficiente y demostrado para asegurar las cosechas de los agricultores”, añadió.

El exministro de Agricultura alemán Christian Schmidt causó revuelo internacional y una trifulca en el gobierno alemán hace un año al respaldar inesperadamente una propuesta de la Comisión Europea para permitir el uso de glifosato durante los próximos cinco años.

Schulze dijo que aún no se ha llegado a ningún plan conjunto con el Ministerio de Agricultura, dirigido por la ministra conservadora Julia Kloeckner.

Aunque la ministra dijo que quería limitar el uso de glifosato en áreas sensibles, como las cercanas a agua, no se puede imponer una prohibición hasta finales de 2023, cuando expira la aprobación de la UE.


* Con información de Reurers

Extraída de Forbes

Siguiente Más