Mar 7, 2018 - 9:28:55 pm

Modernidad y reducción de accidentes, objetivos de la Policía Vial

A meses de recibir una Dirección de Vialidad prácticamente obsoleta, el Comisario Jefe de la Policía Vial, Carlos Armando Reyes López, explicó para Referente.mx las medidas a llevar a cabo para reducir el número de accidentes en la ciudad, así como los diversos cambios en el departamento, en beneficio y seguridad de los capitalinos.

Buscando dejar un precedente  además de evitar malas prácticas por parte de los elementos de corporación como de los ciudadanos, se establecieron una serie de medidas y programas a implementar pese a las condiciones en las que recibió la dirección.

En el proceso de la actual administración respecto a sus políticas se decidió realizar cambios, pasando de la Dirección de Vialidad  a División de Policía Vial, misma que depende de la Fiscalía General del Estado.

Entre los más característicos fue la creación de la Policía Vial, quienes son el primer respondiente en eventos no solamente en cuestión de calle, también traslados a hospitales, atención en reportes de robo de vehículos, cualquier imprevisto en sucesos masivos, así como orientar y colaborar con la población en general.

Menos accidentes mediante operativos en zonas conflictivas

Después de que en la capital se suscitaran en los últimos años infinidad de accidentes automovilísticos, se implementaron numerosas medidas para disminuir las cifras.

“La tendencia de accidentes en Chihuahua va a la baja”, enfatizó Carlos Reyes, quien además describió los estudios en la capital respecto a las zonas en donde se ostentan mayor número de incidentes viales.

Se desmembraron estadísticas de los diez cruceros más conflictivos, instrumentando operativos permanentes de presencia vial, reduciendo los daños en un alto porcentaje.

xlfk7lp7di.jpg

Asimismo, los accidentes por el manejo en estado de ebriedad descendieron en 2017, registrando 532, en 2016 se suscitaron 684, mientras que en 2015 se totalizaron 872. Esto de se debe a la estrategia por parte de la División de Policía Vial, quienes han montado varios retenes a lo largo de la ciudad, si bien esto causa molestia en los conductores, es una medida necesaria que ha logrado evitar acciones que lamentar, además es responsabilidad del guiador estar al frente del volante en condiciones óptimas, sin poner en riesgo su vida como la de los tripulantes o terceros.

txv8oa729u.jpg

Otro rubro a erradicar es el uso del celular al volante, un problema creciente de distracción. Los conductores que utilizan el teléfono durante la conducción tienen un riesgo aproximadamente cuatro veces mayor de verse involucrados en un accidente.  La necesidad y el propio apego que tienen los usuarios hoy en día respecto a los dispositivos electrónicos es un problema real a combatir. 

Contestar una llamada o mandar un mensaje de texto mientras se maneja un automóvil es sancionado con multas más costosas. Más que evitar un golpe al bolsillo con una infracción, la idea es cambiar de hábitos, educar y fomentar una nueva cultura vial.

En el año 2016 se aplicaron  15 mil 264 multas por el utilizar el celular mediante se conducía un automotor, a si vez en 2017 la cifra disminuyó a 12,271 infracciones.

Asmkk789t1.jpg



Cierran la puerta a la corrupción

La ley debe ser pareja en todo sentido… por ello en la actual administración no realiza omisiones en cuestión de aplicar sus códigos y estatutos sin importar el cargo que se ostente.

Las propias “influencias” quedaron en el pasado,  no solamente en cuestión de evitar multas, también en los trámites que se realizaban dentro de la institución. Aunado a establecer la cultura a los habitantes a dejar de ofrecer sobornos y a los oficiales a no recibirla.

d23w6ysvnn.png
Foto: Referente.mx - Se aplica la ley sin importar quien sea el infractor

De la misma manera, la División de la Policía Vial recibió por parte de la iniciativa privada a través de un convenio, 400 cámaras de video para documentar desde el momento en que un oficial aborda a un ciudadano en el momento de una infracción, hasta que se despiden y así abatir la corrupción.

Además, todo lo documentado o grabado facilita la labor de los oficiales para determinar las causas de los accidentes, o en caso de un choque y fuga tener los elementos visibles de los infractores o culpables. También observar el trato de los agentes ante los conductores, quienes tampoco están ajenos a la revisión de su conducta.

La información capturada en las calles también será de ayuda para establecer que zonas tienen más concurrencia vehicular, así como la hora en que se suscita mayor tráfico, con tal de agilizar el tránsito. 


Reactivan programas

El departamento de Educación Vial realizó varios ajustes, ya que era uno de los rubros más olvidados en la pasada administración, con un impacto prácticamente nulo en los automovilistas de la  capital quienes al parecer muchas veces olvidan los elementos básicos al conducir su unidad.

Es común que los guiadores no respeten la señales viales, omitan altos, incluso no cedan el paso al peatón en los cruces marcados. También aspectos básicos como el uso de direccionales al cambiar de carril, las distancia de auto a otro especialmente cuando se está detrás de una unidad de servicio público, el uso de retrovisores o simplemente cruzar el semáforo en la transición de la luz amarilla a rojo.

En este sentido, Reyes López destacó inculcar desde los más jóvenes la importancia de la educación vial, con tal de ir sembrando la cultura por el buen manejo.  Se prevé inversión en los simuladores, así como endurecer los requisitos para el trámite de la primera licencia. 

En el área de ingeniería vial – mismo que se percibe de manera escasa o nula- los controladores  de 350 cruceros semaforizados  estaban prácticamente en el abandono. Otra de las tareas a mejorar fue que el propio sistema de los semáforos no estaba sincronizado o tenía fallas por la falta de mantenimiento por lo que la urgencia de actualización se hizo latente.

Del mismo modo tras la reactivación del departamento de ingeniería, se lleva a cabo un monitoreo diario para realizar las medidas correctivas en cuestión del flujo vehicular.

“2018 es todo un reto para la división… buscamos niveles de excelencia, entrando en la etapa de modernización desde toda la semaforización de la ciudad, patrullas, sistema y software. Debe significar dejar huella importante y que esta institución ofrezca mejores servicios de mayor oportunidad y  calidad a los ciudadanos”, concluyó el Comisario Jefe de la Policía Vial.

Siguiente Más