Nov 7, 2017 - 4:55:20 pm

Muere el torero Miguel Espinosa ‘Armillita’

Miguel Espinosa Armillita Chico falleció ayer a los 59 años. Diestro de dinastía, Espinosa heredó el gusto por la tauromaquia a través de su padre, Fermín Espinosa, quien fue uno de los matadores de toros mexicanos más reconocidos de todos los tiempos.

Despiden al maestro: El velorio de Miguel Espinosa se realizó en Gayosso de Aguascalientes

Las principales virtudes que caracterizaron a Armillita Chico, y lo colocaron como figura de la fiesta brava, fueron sus pases naturales, con los cuales dibujo trazos sumamente estéticos que hicieron delirar a la afición, así como la facultad de banderillear, sin embargo, dejó de hacerlo tras sufrir un percance en la Plaza de Las Ventas de Madrid.

Arlequín fue el toro con el cual tomó la alternativa, el 26 de noviembre de 1977 en la Plaza Santa María de Querétaro, con Manolo Martínez como padrino y como testigos José María Manzanares y Eloy Cavazos. El propio Cavazos comentó con Excélsior sobre el fallecimiento de su amigo.

Fue un hombre que fue mi compañero de muchos años; estuve en su alternativa en Querétaro y desde esa época lo traté. Toree muchas tardes a su lado; recuerdo un 5 de febrero de 1997 en un mano a mano, con Enrique Ponce y José Miguel Arroyo, por España estaban esas dos figuras, y por México Miguel y yo, y así dimos la cara muchos años”, comentó el diestro regiomontano. “El toreo de Miguel con la mano izquierda hizo época, con esa mano de oro que tenía”.

Diego Silveti, miembro de otra de las dinastías taurinas más importantes, convivió con la familia Espinosa desde muy chico y lamentó profundamente la pérdida.

Se va un grandioso torero, una persona muy cercana a la familia Silveti. Es uno de los toreros a los que más admiré y fue una inspiración para que yo me dedicara a esto. Fue un digno continuador de su dinastía, torero de grandes condiciones que llenó de arte y clase todas las plazas que pisó, recuerdo su alegría, sus conceptos y es un hombre al que echaremos de menos”, finalizó.

Inolvidables resultan las faenas al toro Tenor, de la ganadería de Begoña, Vidriero, de la dehesa de Santiago e Inolvidable, de Xajay. Armillita Chico se retiró en 2005 durante la Feria de San Marcos.


Extraída de Excélsior

Siguiente Más