Feb 28, 2018 - 5:53:24 pm

Un México cada vez más corrupto

A pesar de la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), la calificación de México en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) en su edición 2017, publicado por la Transparencia Internacional, cayó un punto,  pasando de 30 a 29, situando al país como uno de los peores en tal rubro a nivel mundial.

La nación azteca se ubicó en la posición número 135 de 180 países evaluados en materia anticorrupción. Asimismo, se sitúa como uno de los peores evaluados dentro de  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) como los integrantes del G20.

La escala del IPC mide el nivel de corrupción en diferentes grados de la sociedad y del gobierno de 180 países del mundo, en una escala que va de 0 a 100, donde 0 es el país más corrupto y 100 es el mejor en dicha materia.

Este año, el índice concluyo? que más de dos tercios de los países obtienen una puntuación inferior a 50, y que la puntuación media es de 43.

El IPC ordena y califica a los países a partir de los niveles de percepción de la corrupción en el sector público, de acuerdo con opiniones de expertos y de especialistas en negocios.

Del mismo modo, el análisis profundizó en la relación entre los niveles de corrupción, la protección de las libertades periodísticas y la participación de la sociedad civil.

Cabe mencionar que pesar de los esfuerzos por combatir la corrupción en el mundo, la mayoría de los países están avanzando con demasiada lentitud.


Para consultar los resultados, visite: www.transparency.org/cpi2017




De mal en peor


En los últimos cinco años, México ha empeorado respecto a los resultados del Índice de Percepción de la Corrupción.

En 2012 el país contabilizó 34 puntos en su evaluación, mismo resultado en 2013,  por su parte en 2014 hubo un pequeño avance al llegar a las 35 unidades, pero de nueva cuenta en 2015 descendió a 31, a su vez en los siguientes ciclos perdió paulatinamente un punto para situarse en 30 en 2016 y 29 en el 2017.

A nivel mundial naciones como  Honduras, Rusia, Paraguay, Laos, República Dominicana y Papúa Nueva Guinea, obtuvieron el mismo registro que México.

Respecto al continente americano solamente se supera a cuatro países: Guatemala, Nicaragua, Haití y Venezuela.

En cambio tanto Chile como Uruguay están posicionados a más de cien lugares de distancia de México en el ranking. Ambos sudamericanos tienen en común la presencia de Fiscalías Independientes.

En relación a dichos resultados la organización Transparencia Mexicana consideró que este descenso probablemente se deba a las resistencias que se han generado para implementar el Sistema Nacional Anticorrupción.

Los datos se suman también a la reciente Evaluación Mutua del Grupo de Acción Financiera (GAFI), que señaló que en México el lavado de dinero aún no es un delito que se persiga de manera proactiva y sistemática, lo cual es un riesgo de impunidad y corrupción tanto para el sector público como el privado.


Recomendaciones para México


El estudio señala que sin acciones sistemáticas para desmantelar las redes de corrupción, será difícil que México mejore en las evaluaciones, por lo que Transparencia Internacional realizó cuatro recomendaciones específicas:

  • Asegurar la correcta implementación del Sistema Anticorrupción en todo el territorio nacional.

  • Crear una Fiscalía General de la República capaz, autónoma e independiente para asegurar que no dependa ni de la política, ni de intereses privados.

  • Incorporar a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y al Servicio de Administración Tributaria (SAT) en el SNA, para fortalecer las investigaciones de lavado de dinero y las llamadas “empresas fantasma”.

  • Avanzar hacia sistemas de información interoperable y automatizada de todas las instituciones públicas, incluyendo la máxima publicidad y formatos abiertos respecto del financiamiento a partidos políticos y sus proveedores.
Siguiente Más