Dic 5, 2017 - 6:19:07 pm

Reforma fiscal de EU, reto para México: FMI

La Cámara Alta de Estados Unidos aprobó, con 51 votos a favor y 49 en contra, la propuesta de reforma fiscal que ha sido fuertemente impulsada por el presidente Donald Trump.

Al respecto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó que, por tratarse de la economía más grande del mundo, tendrá grandes repercusiones a nivel mundial y, en el caso de México, el reto está en fortalecer su sistema fiscal.

La aprobación en el Senado estadounidense significa la primera victoria de Trump como presidente de Estados Unidos, ya que varias de sus propuestas han sido rechazadas. No obstante, lo aprobado este sábado aún debe ser armonizado con la versión adoptada por la Cámara de Representantes a mediados de noviembre.

La votación, que se realizó poco antes de las 2 de la madrugada, se elaboró a puertas cerradas por los dirigentes del bloque republicano. Los demócratas votaron unánimemente en contra y a ellos se sumó el senador republicano por Tennessee, Bob Corker, quien dijo que la ley provocará un fuerte aumento del déficit fiscal y considera que el endeudamiento creciente es una amenaza a la seguridad nacional.

Por medio de Twitter, Trump dijo que “estamos un paso más cerca de dar recortes tributarios ENORMES a las familias trabajadoras en todo Estados Unidos. ¡Esperamos firmar una ley final antes de Navidad!” (sic).

A este tuit le siguió otro en donde el presidente precisó que “la más grande ley sobre fiscalidad y reducción de impuestos de la historia acaba de ser aprobada en el Senado. Ahora esos formidables republicanos buscarán la aprobación final. ¡Gracias a los republicanos de la Cámara de Representantes y del Senado por su trabajo y compromiso!”.

El recorte de impuestos tiene un costo aproximado de 1.5 billones de dólares, en un plazo de dos años en donde las empresas se verían altamente beneficiadas dado que la tasa del Impuesto sobre la Renta pasaría de 35 a 20 por ciento.

Cabe destacar que esta reforma supone el mayor recorte de impuestos en los últimos 30 años.

“Por primera vez desde 1986, la Cámara y el Senado adoptaron una gran reforma fiscal. Una oportunidad como ésta sólo se presenta una vez por generación, debemos aprovecharla”, indicó Paul Ryan, presidente republicano de la Cámara.

Trump presentó esta reforma como “la mayor reducción de impuestos de la historia” y pretende impulsar el crecimiento, aumentar los salarios y repatriar las ganancias de las empresas multinacionales. De acuerdo con el republicano, la reforma hará que Estados Unidos crezca a una tasa mayor a 3 por ciento.

No obstante, en un estudio publicado hace algunos días por la universidad de Chicago, los economistas consultados dudan que la reforma vaya a intensificar la expansión económica, además de que temen que la deuda pública se multiplique.

BENEFICIA SÓLO A LOS RICOS

La propuesta ha sido altamente criticada, ya que varios estudios han señalado que los únicos beneficiados serían las empresas y los más ricos. De acuerdo con lo presentado, pretende recortar el impuesto corporativo de 35 a 20% para fomentar la competitividad de las empresas.

Algunos han dicho que esta tasa es teórica, ya que si se toman en cuenta las deducciones que existen en Estados Unidos, la tasa efectiva sería de 21%, según economistas, y cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Además, plantea una tasa especial de 12% aplicable por una sola vez para que se repatrien las utilidades de las empresas estadounidenses que se encuentran en el extranjero.

Asimismo, la propuesta busca reducir los actuales tramos impositivos para las personas de siete a cuatro: de 12, 25, 36 y 39.5%, respectivamente; se eliminan las deducciones de impuestos locales y estatales, así como la de los impuestos a las ventas; limita las deducciones del impuesto a la propiedad y propone la creación de una nueva tasa de impuesto de 25% para las empresas llamadas “de paso”.

A pesar de que el gobierno de Trump ha dicho que la reforma fiscal activará la economía estadounidense y beneficiará a su gente, de acuerdo con The Tax Policy Center esto será un efecto temporal.

De acuerdo con el análisis de The Tax Policy Center, en el 2018 poco más de 7% de los contribuyentes estadounidenses experimentarán un aumento en el pago de sus impuestos en relación con la ley actual; dicha proporción aumentaría a poco más de 24% en el 2027.

“El impacto de la propuesta en los contribuyentes individuales difiere según sus fuentes de ingresos, estado demográfico y familiar, así como otras características que afectan la elegibilidad para ciertos beneficios fiscales”, precisó The Tax Policy Center.

PRINCIPALES ASPECTOS:

  • De acuerdo con el documento, la tasa del impuesto corporativo pasará de 35 a 20 por ciento.
  • Se establece una tasa especial —aplicable solamente una vez— de 12% para que las empresas estadounidenses repatrien sus utilidades.
  • Para los hogares, se reducen los actuales tramos impositivos de siete a cuatro: 12, 25, 36 y 39.5 por ciento. La tasa máxima se mantiene igual a la que actualmente está, mientras que el nivel de ingreso al cual se le aplicaría dicha tasa aumenta a 1 millón de dólares para parejas casadas (actualmente es de 480,050 dólares).
  • No se incluyó el plan de límites al dinero que los contribuyentes pueden destinar, sin pagar impuestos, a su plan de retiro.
  • Se eliminaron las deducciones de impuestos locales y estatales, así como la de los impuestos a las ventas.
  • Se creará una nueva tasa de impuesto de 25% para las empresas de paso; es decir, aquellas de propiedad individual, sociedades y corporaciones que pagan impuestos a la tasa individual de sus propietarios.
  • Las deducciones del impuesto a la propiedad, estarán limitadas.
  • Con la reforma, por ejemplo, una familia de cuatro integrantes con ingreso promedio anual de 60,000 dólares pagará 1,182 dólares menos.
  • Derogará la multa que se le impone a los contribuyentes por no contar con seguro de gastos médicos.

Nota extraída de El Economista

Siguiente Más