Mar 12, 2018 - 2:04:37 pm

Aeroméxico se sube al ring contra las low cost

Aeroméxico se sube a la competencia en tarifas contra las aerolíneas low cost, como Volaris, con una tarifa base más barata, pero con menos servicios al cliente, a la manera del bajo costo. Con ello, la empresa busca ganar participación perdida en el mercado doméstico, estimular la demanda en destinos de placer y elevar sus ingresos adicionales.

“La estrategia de Aeroméxico es no perder tanta participación de mercado como lo hemos visto en los últimos años, sobre todo en el mercado doméstico”, comentó una fuente que prefirió el anonimato por políticas empresariales. “Aeroméxico no va a entrar en una guerra tarifaria. Sin embargo, va a haber rutas donde estratégicamente para ellos sea importante mantener esa participación, como en destinos donde haya alta densidad, como en playas", añadió.

El pasado 5 de marzo, la aerolínea presentó nuevas tarifas que no incluyen selección de asientos, no permiten documentar equipaje ni realizar cancelaciones o contratar servicios adicionales. Este esquema es similar al que operan en todos sus vuelos las aerolíneas de bajo costo.

En el caso de Aeroméxico, estas nuevas tarifas sólo estarán disponibles para los mercados de México, Estados Unidos y Canadá.

En los últimos años, Aeroméxico ha perdido participación de mercado con la llegada de nuevos competidores como Volaris, Interjet y VivaAerobus. En el mercado doméstico, Volaris ha logrado quitar el liderato a Aeroméxico en varios meses de 2017 en transporte de pasajeros.

“Cada quién busca su nicho, pero han tenido que presionar de alguna manera las tarifas, aunque la tarifa de Aeroméxico difícilmente va a llegar a bajar a la de Volaris”, explicó Mauricio Martínez, analista de Grupo Bursátil Mexicano (GBM).

Lee: La lucha por el podio entre Volaris y Aeroméxico en 2017

Para los analistas consultados, la estrategia de tarifas bajas busca impulsar la demanda de pasajeros que viajan por placer, que son más susceptibles al incremento en el precio del boleto frente a los viajeros de negocios.

Además, con el nuevo esquema de tarifas, Aeroméxico podrá incrementar sus ingresos por servicios adicionales, señaló Martínez, “y eso beneficia el margen”.

Los márgenes de las aerolíneas mexicanas registraron un leve descenso en 2017, principalmente en vuelos en el interior del país y en los de corto alcance hacia Estados Unidos, de acuerdo con un análisis de Bloomberg.

Los costos operativos para las aerolíneas mexicanas aumentaron en el último año, presionados por el alza en el combustible y en el dólar. Aún así las tarifas no han reflejado este incremento, aunque de continuar este escenario, es probable ver aumentos para los pasajeros, estimó Martínez.


Extraída de Expansión

Siguiente Más