Jun 7, 2018 - 12:00:00 pm

¿El apocalipsis de las tiendas físicas?

Hoy en día escuchamos constantemente sobre la compra/venta en línea y es en definitiva porque el mundo del retail está viviendo una transformación enorme a una velocidad sin precedentes; ha cambiado más en los últimos 2 años que en los 20 años anteriores. Ejemplo de ello son Alibaba, empresa que tiene más de 550 millones de consumidores activos a nivel internacional o Amazon, cuyo valor en bolsa (market capitalization, en inglés) ha superado al gigante internacional Walmart.

Asimismo, hemos escuchado que debido a los múltiples beneficios que ofrecen las ventas en línea -junto a su constante crecimiento- ha traído como consecuencia los cierres de tiendas físicas en Estados Unidos como Blockbuster o Toys R Us, sin embargo este es un enfoque erróneo.

 El retail físico no está desapareciendo; por cada tienda física que cierra en Estados Unidos se abren 2.7 más. Es más preciso señalar que el retail físico se encuentra ante una imperante transformación digital y aquellos retailers tradicionales que no tomen decisiones digitales estratégicas perderán parte del alcance a su mercado.

Más allá de sustituir el canal offline por el online, es necesario que las empresas adapten sus estrategias para que ambos canales se complementen e impulsen las ventas, es decir, que implementen una estrategia omnicanal, la cual engloba todas las plataformas y dispositivos por medio de los cuales el cliente puede interactuar con la empresa antes, durante y después de la venta.

Dicha acción propicia una mayor cercanía al cliente, ofreciendo mayor información, atención oportuna y una mejor experiencia. De acuerdo con Google, 61% de las compras físicas están influenciadas por su visibilidad digital; solamente en México, el 53% de los usuarios de Internet hacen una investigación en línea sobre una marca o un producto previamente a realizar la compra directamente en la tienda física y, adicionalmente, el ticket de compra con influencia digital es 74% más alto.

Los consumidores no dejarán de realizar compras en tiendas físicas o centros comerciales ya que su principal objetivo no es comprar, según Gensler, en Estados Unidos el 65% de los visitantes a tiendas buscan socializar, el 56% divertirse y el 49% probar algo nuevo. Existen muchas razones por las cuales el comercio electrónico no podría reemplazar en su totalidad al comercio físico, siendo la más importante la experiencia positiva de compra que el consumidor recibe al momento de visitar las tiendas. En México, empresas como Elektra o Walmart se están anticipando a esta tendencia y, dentro de sus estrategias, están aprovechando la ventaja que tienen ante las empresas Pure Players (100% en línea): sus tiendas.

Por su parte, Alibaba está revolucionando la estrategia de expansión offline en China con la transformación de 10,000 micro tiendas de conveniencia, en las cuales los consumidores podrán comprar, recibir paquetes, hacer pedidos en línea o incluso pedir pequeños préstamos financieros. Dicha estrategia es tan sólo el comienzo de su plan por convertir a un total de 6 millones de micro tiendas en centros de servicio inteligentes con toda la infraestructura y logística de Alibaba.

Definitivamente es un reto reinventarse, sin embargo, aplicar una estrategia digital ayuda a impulsar el comercio físico de las empresas y visceversa. Empresas mexicanas como Gaia, Luuna y Ben & Frank, quienes comenzaron con ventas 100% en línea, han detectado el valor agregado de tener una tienda física donde el consumidor pueda interactuar con el producto o tener una atención personalizada, y es por ello que han adoptado una estrategia multicanal que les permita aprovechar al máximo los beneficios que cada canal ofrece.

*Director de la Asociación Mexicana de Venta Online. En su trayectoria profesional ha ocupado diversos cargos, entre ellos CMO de Dafiti México.


Extraída de Forbes México 

Siguiente Más