Este contenido fue extraído de imco.org.mx

Política comercial de México en el siglo XXI | IMCO

  • Autor: IMCO Staff

    Descargas

    Boletín

    Presentación 

    Documento

    • El comercio libre hace más eficientes a los países y eleva el bienestar de los consumidores.
    • El empleo formal en México ha duplicado la tasa de crecimiento de la población y de la PEA a partir del TLCAN.
    • Es importante preservar las reglas de la Organización Mundial del Comercio (aunque no sean perfectas), pues una asimetría entre los países en acuerdos bilaterales actuará en contra de los más pequeños, como México.

    Ciudad de México, 20 de junio de 2018.- El comercio libre ha favorecido a México y los principales beneficiarios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) han sido los consumidores. Por ejemplo, entre 1994 y 2016, la producción per cápita de carne de ave y de huevo en el país se ha incrementado, gracias a que el tratado nos permitió ser más eficientes.

    El comercio hace más eficientes a los países y eleva el bienestar de los consumidores. Además, es un gran diseminador de tecnología, porque crea mercados para la innovación.

    El comercio de productos con alto valor agregado es un motor de la prosperidad:

    • Los estados más pobres se especializan en productos de exportación de bajo valor agregado, como frutas, azúcar, minerales, carne, petróleo, entre otros.
    • Los estados más ricos se especializan en productos de exportación complejos que requieren procesos sofisticados de manufactura, como autos, autopartes, aeronaves, computadoras, tractores, conductores de electricidad, aparatos médicos, entre otros.

    Entonces, ¿por qué el libre comercio es una idea tan difícil de vender a la sociedad?

    Algunos confunden el déficit comercial con pérdidas, lo cual es un error. El déficit comercial es resultado de una insuficiencia en los ahorros domésticos para financiar la inversión. Al importar un producto estamos importando la capacidad productiva de nuestros socios comerciales. Si Estados Unidos quiere reducir su déficit comercial tiene que hacer una reforma fiscal que desincentive el consumo e incentive el ahorro y la inversión.

    En México, en la era del TLCAN el empleo ha crecido más rápido que la población y cada vez hay más empleos formales, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). El empleo formal en México ha duplicado la tasa de crecimiento de la población y de la PEA a partir del TLCAN.

    EFECTOS DE UNA GUERRA COMERCIAL

    Previo a Trump, el comercio mundial era más abierto. De hecho, EUA disminuyó sus aranceles, sin embargo, tiene el mayor número de litigios en proceso en su contra ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), como medida proteccionista.

    Como respuesta a esto, México ha tomado medidas arancelarias, por ejemplo: la disputa atún-delfín (2008-2016) o la disputa camionera (2001-2018). El TLCAN, en su fase inicial, estableció un período largo de desgravación para el campo, que concluyó en 2008, diseñado para evitar emigración masiva de nuestro país hacia EUA, y ello explica que México tuvo aranceles más elevados que Estados Unidos en los primeros 15 años del tratado.

    Aun así, México presenta una mayor apertura económica con los socios del TLCAN que con algún otro país del mundo.

    En la actualidad, la academia reconoce que el arancel óptimo es cero o negativo.

    IMCO PROPONE

    • Poder suave contra el proteccionismo. La voz de México es influyente en los círculos comerciales. Hay que aprovechar ese poder.
    • No excederse en las medidas de represalia contra otros países. Nuestra respuesta a los agravios no puede convertirse en una nueva forma de proteccionismo.
    • No cerrar la economía mexicana a otros países. Hace sentido abrir la economía incluso con países que producen cosas parecidas a las nuestras. Nuestras cadenas se harán más eficientes.
    • Solamente tomar represalias en productos donde hay alternativas de suministro.
    • Las represalias comerciales no deben afectar las cadenas regionales de valor.
    • Nunca tomar represalias para proteger a un sector doméstico.
    • Solamente tomar represalias como medida de reacción y para revertir la medida proteccionista original.
    • Todas las represalias comerciales tienen que ser temporales.
    • Darle mayor importancia a la estrategia multilateral y bilateral de México. La estrategia comercial de México históricamente ha apostado mucho a acuerdos regionales como el TLCAN, bilaterales como el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM) o el Tratado con Japón, pero realmente poco a la estrategia multilateral.
    • Es importante pensar en nuevos acuerdos bilaterales (como un posible acuerdo con la Gran Bretaña), pero fortalecer la estrategia multilateral.

    Aunque la Organización Mundial del Comercio no sea perfecta, es importante preservar sus reglas, de otra forma, la asimetría entre los países en acuerdos bilaterales actuará en contra de los países más pequeños y pobres como México (Newell, 2018).

    Las guerras comerciales no benefician a nadie.

    Infografía

    Presentación

    Documento

    Transmisión en vivo

    Video

  • Siguiente Más