Dic 6, 2018 - 12:56:50 pm

Rechazan recompra de bonos; aceptan diálogo

Un grupo de tenedores de bonos emitidos por el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (Mexcat), que en conjunto poseen alrededor de 20 por ciento, rechazó la oferta de recompra del gobierno federal; sin embargo, manifestó su disposición a dialogar sobre el tema.

En un comunicado, los propietarios representados por el despacho Hogan Lovells informaron que tienen inquietudes con respecto a la propuesta de recompra, por lo que no apoyarán la versión de la propuesta de la nueva administración.

El grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de Mexcat tiene más de mil millones de títulos emitidos distribuidos en las cuatro series de la siguiente manera: 4.250 por ciento de los bonos senior garantizados con vencimiento en 2026, 3.875 por ciento para 2028, 5.500 por ciento para 2046 y 5.500 por ciento que vencen en 2047.

Entre sus preocupaciones está la liberación y revocación de la garantía y supuestos de incumplimiento conforme a la documentación aplicable. En relación con el aeropuerto actual, les preocupa la posible reducción de la garantía, derivado del uso o construcción a corto o largo plazos de aeropuertos alternativos o adicionales en el área de Ciudad de México.

Asimismo, manifestaron su preocupación por las posibles reducciones adicionales a la garantía respecto a la liberación de pagos restringidos en dos de las cuatro series. Se considera que los tenedores que participen en la oferta pública consienten la liberación de la garantía y las modificaciones a los convenios y supuestos de incumplimiento.

Frente a estas inquietudes, los inversionistas dijeron estar dispuesto al diálogo para abordar dichas inquietudes. Desde que era candidato a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador aseguró que de llegar al cargo cancelaría el proyecto y lo trasladaría a la base aérea de Santa Lucía, en el Edomex.

GOLPE A LA CONSTRUCCIÓN

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) advirtió que este rechazo de los propietarios de bonos generará incertidumbre y volatilidad en el tipo de cambio, lo que impactará en los insumos de las empresas del sector.

Eduardo Ramírez Leal, presidente del organismo, explicó que este escenario ha generado que el dólar se fortalezca frente al peso, lo que ocasionará que los precios de los materiales que usan las empresas sean más altos.

La situación de los bonos del NAIM “le afecta a los insumos de la construcción y nos va a golpear en los costos finales, alza que tendremos que transferir a los clientes públicos y privados”, advirtió. “La incertidumbre era algo que se preveía con la cancelación del NAIM y está sucediendo.

No saber qué pasará genera intranquilidad a los constructores que están desarrollando la obra”, dijo. Ramírez Leal dijo que esta alza previsible en los insumos pone en riesgo que se detengan obras privadas en diciembre, cuando la gente, al tener más liquidez, invierte en edificaciones de sus casas o en otro tipo de desarrollos.

“Estamos en un tema complejo en materia financiera, ya que vemos muchas dudas, porque si esta recuperación de bonos al final no se logra por la oferta del gobierno, va a generar más incertidumbre”, señaló. 

Indicó que el nuevo gobierno destinará mil 500 millones de pesos para los estudios de factibilidad del Tren Maya, lo que es positivo; además, la industria ya espera las licitaciones de esa obra. 


Extraída de Milenio

Siguiente Más