Ago 13, 2018 - 11:10:03 am

Se desploma producción de petróquimicos en México, ¿por qué?

Desde hace varios años, al menos tres de las siete plantas petroquímicas de Petróleos Mexicanos (Pemex) dejaron de operar, lo cual en conjunto con una menor disponibilidad de gas y paros en las refinerías, ha provocado el desplome continuo en la producción de estos productos en las últimas décadas, y con ello una mayor  dependencia de las importaciones.

De acuerdo con información de la empresa, los complejos de Tula, en Hidalgo, así como Escolín, en Veracruz se han mantenido inactivos desde 2007, mientras que Camargo, en Chihuahua, dejó de operar en 2002, sin que de ninguna de ellas se tenga una fecha de reapertura, por lo que ha sido acusada en diversas ocasiones de chatarrizar esta industria.

En el caso de Camargo, en 2014 se anunció su adecuación con una inversión de 35 millones de dólares, sin embargo, estos trabajos no se concretaron y la planta sigue siendo catalogada como en “rehabilitación”.

Esta  situación  ha  generado que al cierre del primer semestre de 2018 se registrará la producción de apenas 3 mil toneladas de petroquímicos como amoniaco, etileno, polietileno, entre otros, cifra que representa una reducción de casi 27 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, pero sobre todo representa uno de los niveles más bajos de los últimos años.


LA EXPLICACIÓN

Pemex señala que esta dismi-nución se deriva de diversos factores, entre los que destaca la planta de Cosoleacaque, ya que en la primera mitad del año, registró paros no programados debido a problemas operativos y la falta de un adecuado suministro de materia primera, lo que provocó la disminución de amoniaco y metano.

Del  mismo  modo,  Cangrejera tuvo problemas técnicos en enero pasado, lo que género que la producción se estabilizara hasta la segunda mitad de marzo.

Sin embargo, un problema común al que se han tenido que enfrentar las plantas petroquímicas, y que afecta su nivel de elaboración, son las restricciones en el recibo de productos en la refinería de Minatitlán, que estuvo fuera de operación y un menor procesamiento de crudo por parte de Salina Cruz y Madero.


SUBEN 312.8% LAS COMPRAS FORÁNEAS

Ante  esta  situación,  el  volumen  de  petroquímicos de importación, para poder abastecer la demanda interna, aumentó de 216 por ciento en sólo un año, para lo cual
erogaron 104.2 millones de dólares.

Es así que la empresa del estado,  importó  casi  312.8 mil toneladas de petroquímicos como tolueno que se utiliza entre otras cosas para la preparación de colorantes y
medicamentos.

Además el metanol, que se emplea para desnaturalizar el alcohol etílico y comoaditivo de combustibles líquidos, así como el estireno, que es usado para fabricar caucho sintético.

Amoniaco una de las bases para abonos, productos de limpieza o de refrigeración y polietileno para la formación de plásticos, entre otros productos.

Dicho volumen, es tamién uno de los más altos de los últimos años, lo que muestra el crecimiento en la dependencia que se está alcanzando de productos de importación para poder cubrir la demanda interna, sin que se atienda el problema.


Por: Nayeli González

Extraída de Excélsior

Siguiente Más