Abr 4, 2017 - 6:13:13 am

Seis meses de Javier Corral; esto ha sucedido en Seguridad (I)

  • Javier Corral y el compromiso con la seguridad
  • Detección de líderes criminales: primera tarea de la Fiscalía
  • Jorge González Nicolás y su oscuro desempeño
  • Policías de Zonas Rurales y disminución de la violencia
  • Homicidios y tráfico de drogas: el “nuevo" problema del Gobierno
  • Los acuerdos fallidos con la PGR
  • Ley de trata y violencia contra la mujer

El gobierno de Javier Corral cumple seis meses a cargo del Estado de Chihuahua en el cual se han desarrollado varios retos y compromisos que son importantes para la ciudadanía y uno de ellos es la seguridad. Por esta razón, el equipo de Referente.mx hace un recuento de la información (artículos, notas, entrevistas) más importante que ha ocurrido desde la llegada del nuevo gobierno, así como las perspectivas buenas, regulares, y los pendientes que faltan por atender.


Javier Corral y su compromiso con la seguridad

El primer mensaje de Javier Corral como gobernador electo fue directo: la estrategia principal fue la de fortalecer las capacidades del Ministerio Público y las policías municipales para darles mayor profesionalización a la hora de cumplir con sus obligaciones. “Modificar el artículo tercero de la Ley Orgánica de la Fiscalía General para crear una unidad especializada en graves violaciones a los Derechos Humanos y delitos de desapariciones forzadas" explicó Corral.

Además, se dio a conocer la propuesta para crear el Consejo de la Judicatura Ciudadano, el cual hasta el momento sigue pendiente en la agenda de los legisladores.


Detección de líderes criminales: primera tarea de la Fiscalía

La Fiscalía General del Estado (FGE), fue la primera en entrar en acción cuando su titular César Augusto Peniche Espejel, declaró que era importante “fijar la lista de criminales que afectan la seguridad de los chihuahuenses; recopilar información de ellos como sus principales rutas de narcotráfico, fraudes y extorsiones. Pasaron los meses y no se supo a detalle cuales eran los criminales que acechaban la entidad, hasta hace poco cuando iniciaron los enfrentamientos directos (“El Cabo" vs “El 80") en la zona del municipio de Cuauhtémoc y alrededores.


Jorge González Nicolás y su oscuro desempeño

El ex fiscal Jorge González Nicolás estuvo implicado en varios sucesos extraños durante la gestión de César Duarte. Uno de ellos (y que fue a parar en medios nacionales), fue las cárceles ilegales que se revelaron en Ciudad Juárez y Chihuahua, mejor conocidas como “guantanamito". En aquel entonces y según informes del fiscal Almaráz Ortíz, en estos reclusorios ilegales había un total 157 internos los cuales ya habían cumplido con su prisión preventiva. Los acusados pasaron a ser vinculados sin proceso de sentencia a lo cual hubo violaciones en el Código Nacional de Procedimientos Penales (art. 165) y la Ley de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales (art. 35). El caso fue a dar la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Por su parte, Gonzalez Nicolás terminó su cargo y rápidamente fue asignado a la dirección de Seguridad Pública en el Ayuntamiento de Ciudad Juárez. La decisión no agradó al gobernador Corral y logró que el alcalde Armando Cabada lo removiera del puesto. La estrategia fue efectiva pero no se volvió a saber de las cárceles ilegales y sus presos.

Policías de Zonas Rurales y disminución de la violencia

La inseguridad fue en ascenso hasta golpear a municipios como Cuauhtémoc, Namiquipa, Bachíniva y Madera que dejó como resultado a mediados de octubre del 2016, un saldo de diez muertos y cuatro personas calcinadas. El crimen organizado se propagaba por el estado. El Fiscal General detalló que “llevaría a Corral la propuesta de crear la Policía Especializada para Zonas Rurales y la Sierra a fin de reforzar el sistema de seguridad". La situación desembocó meses después en exámenes de confianza a policías municipales y la destitución de algunos de ellos, pero la propuesta como tal no se ha precisado.


Homicidios y tráfico de drogas: el “nuevo" problema del Gobierno

Las cifras de violencia se dispararon para finales de octubre y el Gobierno Federal situó en alerta roja a Ciudad Juárez, Chihuahua, Guadalupe y Calvo, y Guachochi. Un conteo de Referente.mx (con ayuda de medios informativos locales), dedujo que a diez días del gobierno de Javier Corral, se registraron 30 asesinatos en Juárez, 21 en Chihuahua; cuatro en el municipio de Madera y dos en Hidalgo del Parral. Una clara señal de que la inseguridad tomaba fuerza, incluso, El Universal presentó un vídeo breve donde un supuesto capo del cártel de Juárez, explicaba que “la seguridad en Chihuahua no existía, sólo era tema de acuerdos entre varios grupos delictivos hasta hace unos meses cuando un nuevo producto apareció y deshizo lo negociado: el cristal o metanfetamina.


Los acuerdos fallidos con la PGR

Parecía que la comunicación del Gobierno Estatal con el Federal no sería la esperada justo cuando el ex senador priista Raúl Cervantes –y amigo de César Duarte, tomó protesta como Procurador General de la República en octubre del 2016. –Así es, el mismo que fue acusado por Jaime García Chávez por ser parte del supuesto “carpetazo" (marzo 2017) de la denuncia contra César Duarte–.

Por otro lado, los diputados del Congreso local solicitaban al Estado de carácter urgente que se reinstalara la base militar en Guachochi, a lo cual el Fiscal General del Estado, César Peniche, declaró horas después que dicho movimiento de tropas “no significaba ningún riesgo para la seguridad del Estado".


Ley de trata y violencia contra la mujer

El tema de la violencia contra la mujer es otro punto que navega de forma continua en el estado y es que para noviembre del 2016, en el Valle de Juárez, un grupo de ciudadanos encontró un centenar de restos humanos, es decir, 40 restos humanos y 12 restos óseos. Todo esto en un área conocida como el “cementerio clandestino más grande de México", según investigaciones de El Diario y El Norte de Juárez. Una búsqueda y rastreo que fue realizada por varios voluntarios y elementos de la Fiscalía General del Estado. Un problema que no tiene los suficientes recursos tanto federales como estatales.

Sin embargo, los feminicidios parecieron tomar prioridad para el Gobierno de Javier Corral después de numerosas promesas y presentó junto con Instituto Chihuahuense de la Mujer a la nueva Fiscal especializada de atención a la mujer víctima de violencia por cuestiones de género: Wendy Paola Chávez Villanueva. El proyecto fue más allá y la presidenta de Congreso del Estado, Blanca Gámez, Emma Saldaña del Ichmujer, así como el Fiscal General César Peniche, firmaron un acuerdo para poner un alto a la violencia contra la mujer.

Además, con todas estas cifras alarmantes, dentro de los retos de Javier Corral apareció uno de gran valor: el convenio de colaboración con un grupo de antropólogas argentinas liderado por Mercedes Doretti con la intención de analizar los restos de cuerpos encontrados en fosas clandestinas.

El efecto de la violencia iba más allá.

Siguiente Más