Este contenido fue extraído de www.eluniversal.com.mx

Sobre mi apoyo a Margarita Zavala | Alejandro Hope

Pregunta: ¿Es cierto que apoya a Margarita Zavala?

Respuesta: Totalmente cierto. El lunes, me invitó a ser su asesor en temas de seguridad y acepté.

P: ¿Por qué aceptó?

R: Por dos razones: respeto a la candidata y coincido con muchas de sus propuestas

P: ¿Qué respeta de la candidata?

R: En primer lugar, su honestidad: Margarita Zavala vive en la misma casa de la misma colonia de clase media donde vivía hace quince años. En segundo lugar, es una mujer inteligente, culta y sensible que conoce bien al país y conecta con su gente. Por último, sabe escuchar y no teme hacer preguntas cuando no entiende algo. Tiene principios, pero no es obcecada ni intolerante.

P: ¿En qué coincide con la candidata?

R: En la importancia que le concede a los temas de seguridad y justicia. Sólo Margarita Zavala ha puesto a la seguridad en el centro de su oferta electoral.
Pero, además, tengo varias coincidencias programáticas con la candidata. Estoy de acuerdo con ella en la propuesta de duplicar el tamaño de la Policía Federal. En la idea de dar condiciones homogéneas a todos los policías del país. En el compromiso de impulsar una política de prevención basada en evidencia. En el objetivo de incrementar radicalmente el número de denuncias del delito. En tener fiscalías (en plural) que sirvan.

P: ¿Entonces usted avala la guerra de Calderón?

R: Uno, la campaña es de Margarita Zavala, no de Felipe Calderón. Son dos personas distintas, aunque algunos no lo acepten.

Dos, pensar en términos de guerra y paz nubla el entendimiento. Suponer asimismo que no hay más dato que el número de homicidios es reduccionista. Hay políticas adoptadas en el sexenio de Calderón que aplaudo: el fortalecimiento de la Policía Federal, la reforma al sistema de justicia penal, la creación de la Plataforma México, etcétera. Hay otras políticas de ese sexenio que deben criticarse: el débil énfasis en la procuración de justicia, los operativos federales no condicionados que generaron incentivos perversos en los gobiernos estatales, etcétera. Todo eso arroja un balance mixto cuyo saldo final está aún a debate.

P: ¿Tiene diferencias con la candidata?

R: Sí. Un ejemplo: yo estoy a favor de la legalización de la marihuana para uso lúdico, idealmente en una modalidad no comercial (como los clubes cannábicos en España). Margarita Zavala está en contra (aunque a favor de la marihuana medicinal). Espero convencerla de mi posición en un futuro. Por mientras, podemos trabajar juntos en lo que coincidimos

P: ¿Y qué va a hacer usted en la campaña de Zavala?

R: Darle cuerpo a las propuestas presentadas por la candidata. Ponerle pesos y centavos a las ideas. Producir algunas nuevas. Y contribuir al debate sobre seguridad y justicia en el proceso electoral.

P: ¿No va a ser todo eso inútil, ya que su candidata no tiene posibilidades de ganar?

R: Uno, creo que Margarita Zavala puede dar una sorpresa. Dos, no elijo a quién apoyo en una elección basado en encuestas: me fijo en la trayectoria de los candidatos, en los contornos de su carácter, en el contenido de sus ideas. No todo es cálculo electoral. Tres, los candidatos van, las elecciones vienen, pero las ideas permanecen. Algunas.

P: ¿Alguien lo acompaña en esta tarea? 

R: No. Esta es una decisión estrictamente personal. Las empresas y organizaciones con las que colaboro habitualmente no tienen nada que ver con esto.

P: ¿Cuánto va a cobrar por su asesoría?

R: Nada. 

P: ¿Está usted buscando hueso?

R: Si eso buscara, ¿estaría con una candidata independiente que no tiene puestos que dar u ofrecer? 

P: ¿Va a seguir siendo objetivo en sus columnas?

R: Sí, pero no es lo mismo ser objetivo a ser neutral. Ya conocen mis preferencias. Júzguenme con esa información en mente. 

Siguiente Más