Dic 18, 2017 - 5:00:00 pm

¿Por qué no debes poner tu celular junto a la cama?

Esta semana, California entró en el eterno debate sobre si el uso de teléfonos celulares representa un riesgo para la salud cuando una agencia estatal emitió pautas para reducir la exposición a señales inalámbricas.

Las pautas, que provienen del Departamento de Salud Pública de California (CDPH, por sus siglas en inglés), no establecen que un teléfono celular sea peligroso, ni presionan para que se abandone por completo el uso del teléfono celular. En cambio, adoptan un tono más cauteloso al afirmar que múltiples estudios han sugerido que las señales de radiofrecuencia (RF) de los teléfonos pueden estar relacionadas con ciertos tipos de cáncer, disminución del conteo de espermatozoides, problemas de memoria y pérdida de sueño.

"Algunos científicos y funcionarios de salud pública creen que la energía de RF puede afectar la salud humana", dice la hoja de directrices. "Sin embargo, estos estudios no establecen el vínculo definitivamente, y los científicos no están de acuerdo sobre si los teléfonos celulares causan estos problemas de salud y cuán grandes podrían ser los riesgos".

Las pautas del CDPH para reducir la exposición a señales inalámbricas son simples y nada que no hayamos escuchado de los defensores de la salud pública. Incluyen no llevar un teléfono en un bolsillo o en el sostén; usar un auricular o altavoz y limitar el uso del teléfono celular cuando la señal es débil. (La FCC también hace estas recomendaciones aunque también dice que no respalda la necesidad de cumplirlas).

La guía también tiene una sección sobre la limitación del uso del teléfono celular para niños pequeños, que tienen cráneos más delgados y cerebros en desarrollo. Algunas investigaciones han sugerido que la energía de RF puede causar dolores de cabeza o pérdida auditiva en los niños.

Las pautas del CDPH fueron emitidas en borrador en marzo pasado y luego solo después de una demanda del Dr. Joel Moskowitz, director del Centro de Salud Familiar y Comunitaria de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Berkeley. Moskowitz, quien ha sido una de las voces más fuertes que impulsa más investigación y regulación sobre el uso del teléfono celular, argumentó que el CDPH tenía la responsabilidad de publicar el documento públicamente después de haberlo preparado en 2009.

En un comunicado, Moskowitz dio la bienvenida al lanzamiento de las directrices pero presionó para que se tomen más medidas. "Aunque las nuevas advertencias de teléfonos celulares de California no reflejan el estado de la ciencia, mucha gente considera que esta acción del departamento de salud pública del estado más importante es una noticia significativa", escribió. "Me gustaría agradecer al liderazgo actual de CDPH por su valentía para hacer frente a una industria poderosa".

Connecticut publicó pautas similares en 2015, pero la industria inalámbrica lleva mucho tiempo resistiendo. En uno de los casos más destacados, la Asociación de la Industria de Telecomunicaciones Celulares de EE.UU. bloqueó exitosamente la ciudad de San Francisco para que no avisara sobre los posibles peligros del uso inalámbrico, argumentando que la FCC ha concluido que usar teléfonos celulares es seguro dentro de ciertos límites de exposición. Las cosas dieron la vuelta el año pasado, sin embargo, cuando la industria perdió una batalla judicial para evitar que la ciudad de Berkeley, California, implementara una advertencia similar.


Nota extraída de Cnet

Autor: KENT GERMAN

Siguiente Más